Un detenido y cuatro heridos en Barcelona tras un caso de agresión sexual por un menor tutelado

Imagen de archivo de un centro de acogida de menores. /
Imagen de archivo de un centro de acogida de menores.

El pasado 30 de junio, los Mossos detuvieron al joven extranjero, acusado de tocamientos y de intentar violar a una chica

EFEBarcelona

Una persona fue detenida y otras cuatro resultaron heridas leves durante los enfrentamientos entre dos grupos de vecinos de El Masnou (Barcelona) a causa de las protestas por un intento de agresión sexual a una joven por parte de un menor tutelado en un centro de acogida de la localidad.

Los incidentes en El Masnou se produjeron en los alrededores del albergue Josep Maria Batista i Roca, donde un grupo de personas expresaron anoche su rechazo contra estos menores, mientras otro grupo les acusaba de racistas. Durante los incidentes junto a este centro, rodeado por los Mossos d'Esquadra, algunos vecinos intentaron a las instalaciones, mientras varios jóvenes tutelados subieron al tejado del edificio, desde donde dirigieron gestos obscenos hacia los manifestantes.

Durante los enfrentamientos una persona ha sido detenida por los Mossos acusada de atentado a agente de la autoridad, y otras cuatro personas han resultado heridas leves, atendidas por el Sistema de Emergencias Médicas. El detenido ha sido puesto en libertad de madrugada, según han informado los Mossos.

El pasado 30 de junio, los Mossos detuvieron a un menor tutelado, acusado de tocamientos y de intentar violar a una chica en la madrugada del pasado sábado en una calle de El Masnou, si bien los acompañantes del joven le recriminaron su actitud y se lo llevaron antes de que cometiera la agresión.

«Fuera los menas de nuestros barrios»

Dos días antes, el 28 de junio, otros dos menores tutelados, en este caso en Canet de Mar, también en la comarca del Maresme, fueron acusados de una agresión sexual de madrugada a una joven, mayor de edad.

Después de los incidentes de anoche en el centro de acogida de El Masnou, los dos grupos de vecinos trasladaron su protesta a las puertas del Ayuntamiento, donde estuvieron separados por un cordón policial. «Fuera los menas de nuestros barrios» o «ni una más» eran algunos de los lemas que coreaban los vecinos contrarios a la presencia de estos menores no acompañados. Enfrente, otro grupo de vecinos se manifestaba con pancartas con lemas como «No utilicéis las agresiones machistas para criminalizar a un colectivo».