8M | Hay futuro

Retrato de la primera generación del siglo XXI: cinco chicas de 18 años opinan sobre la situación de la mujer en la actualidad

VÍDEO: La primera generación del siglo XXI opina sobre la situación de la mujer en la actualidad. / Óscar Chamorro
ÓSCAR CHAMORRO , ELENA MARTIN LOPEZ , y VIRGINIA CARRASCOMadrid

En España hay 23.826.378 de mujeres, 217.764 tienen ahora 18 años. Nacidas en el año 2000, ellas conforman la primera generación española del siglo XXI. No dudan en declararse feministas. Han crecido en una sociedad donde el debate de la igualdad está en primer plano. De algo ha debido servir, ya que es curioso ver cómo todas ven muchas diferencias entre ellas y sus abuelas, pero no tanto con sus madres. Son muestra de que la conquista de la igualdad está en marcha, aunque quede mucho por delante. Para ello, la formación y los valores, todas coinciden, son fundamentales. Seis de cada diez graduados son mujeres. Casi la mitad eligen formación superior. Lo que más valora esta generación es ser feliz. Para alcanzar esta meta, la familia y la salud son factores imprescindibles. La pareja, por ahora, no les parece algo relevante. Y los hijos están lejos. Sólo 2.000 chicas españolas en esta franja de edad están casadas. Son optimistas con el futuro. Con ellas mismas. A pesar de ser conscientes del machismo, de la discriminación y hasta de los abusos sexuales contra las mujeres. En algunos casos, hasta lo conocen muy de cerca. Para dar voz a lo que está por venir, este periódico ha hablado con cinco jóvenes de esta generación para conocer su opinión sobre la situación de la mujer en la actualidad. Pasado frente a presente, feminismo frente a machismo, aspiraciones, valores, realidad... Sus respuestas dejan entrever qué anhelan las mujeres del futuro.

LAS PARTICIPANTES

Marina Sabadell

«Llevo una Hannah Montana por dentro»

«Llevo una Hannah Montana por dentro»

Define su casa como «una caja de arte» que siempre ha estado llena de cine, teatro y música. Influencia suficiente a la hora de escoger profesión: actriz. Parte de la culpa se la echa a su padre, que desde que era pequeña ha estado capturando los hitos de su vida. «Ha hecho que acabe cogiéndole el gustillo a las cámaras», confiesa. La otra parte al baile, que le mostró la forma de expresar sus emociones a través del cuerpo.

Fusionar en una misma obra interpretación, música –también canta y tiene una canción publicada en Spotify- y baile, sería para ella un sueño hecho realidad. «Llevo una Hannah Montana por dentro», confiesa tras declararse fan de los musicales.

Junto con el arte, el deporte ha sido otro de los pilares de su vida. «Diez años jugando al voleibol me han enseñado valores como el trabajo en equipo», dice. Se considera muy exigente consigo misma y una soñadora que lleva por bandera la bondad.

Carmen Arranz

«Soy muy fan de Harry Potter»

«Soy muy fan de Harry Potter»

Si hubiese podido matricularse en Hogwarts lo habría hecho, pero como no pudo, se propuso estudiar algo que le permitiese crear historias como 'Harry Potter'. «Soy muy fan», confiesa.

Aunque su objetivo final aún se tambalea entre la duda, tiene claro que el guion es lo suyo y que le gustaría llegar a escribir frases como «somos infinitos», una de sus favoritas y que pertenece a la película 'Las Ventajas de Ser un Marginado'.

Hacerla feliz no es difícil, se conforma con el popular plan de «peli y manta», eso sí, cambiando las palomitas por el helado, y con escuchar música o leer un buen libro.

Valeria García

«Nunca me resisto a un buen dulce»

«Nunca me resisto a un buen dulce»

Georgina, así se llamará la gata que adopte en un futuro. Adopte y no compre, porque le gustaría aportar su granito de arena a la noble labor de los refugios, abriendo su hogar a un animal que lo necesite y al que pueda mimar con todo su amor.

Hablando de nombres, el suyo, que proviene del latín y significa «valiente», le encanta. «Creo que me define muy bien y me gusta mucho cómo suena al decirlo en voz alta», dice. Considera que nació con un don para sentirse cómoda delante de las cámaras, así que ejercita ese talento estudiando comunicación e interpretación.

Le encanta dejar volar su imaginación con un buen libro, y si acompaña la aventura con un trozo de tarta de zanahoria, mejor. «Nunca me resisto a un buen dulce», expresa.

Reme Alcaraz

«El periodismo es mi excusa perfecta para no parar de hablar»

«El periodismo es mi excusa perfecta para no parar de hablar»

Quién escribió la frase «no calla ni debajo del agua» lo hizo después de conocerla. Viendo que como bibliotecaria no duraría ni dos días, confiesa que su vocación periodística es «la excusa perfecta para no parar de hablar».

Tiene seis hermanos, dos de ellos son «pequeños demonios», como ella misma los llama, y el resto son perros. Aún así, ella misma también es un poco diablilla y reconoce que uno de sus mayores divertimentos es hacer más fea a la gente con maquillaje.

A pesar de que dejó atrás las playas alicantinas cuando se mudó a estudiar a Madrid, no cambia las olas del mar por las montañas de la sierra, pues los insectos, y en especial las arañas, «me dan ganas de tirarme rodando colina abajo», dice.

Claudia Martínez

«Quiero escribir libros que enriquezcan la cultura general»

«Quiero escribir libros que enriquezcan la cultura general»

Estudiante a tiempo completo y bailarina aficionada a tiempo parcial. En la pista de baile encuentra la felicidad, por eso siempre enrolla a sus amigas para ir a mover el esqueleto al son de algunas de sus canciones favoritas como 'Échame la culpa' o 'Saturday night'.

Desde pequeña ya andaba de acá para allá parloteando en distintos idiomas, aunque por aquel entonces alguno se lo inventase. Eso y su amor por el 'English Breakfast' le han llevado a hacer carrera de una de sus lenguas favoritas, el inglés.

Fan incondicional de Becca Fitzpatrick, John Boyne, Laura Gallego y Fernando Aramburu, aspira a escribir libros «que enriquezcan la cultura general». Mientras que en el ámbito deportivo, otra de sus pasiones -ha hecho boxeo y actualmente hace natación, patinaje y tenis- reivindica que «las mujeres pueden llegar a donde se propongan manteniendo al mismo tiempo la belleza interior».

Especial 8M