Europa mete prisa a España para que mejore el nivel de reciclaje

Torres de plástico en una planta de reciclaje./Clemens Bilan (Efe)
Torres de plástico en una planta de reciclaje. / Clemens Bilan (Efe)

Considera que el ritmo actual no le permitiría alcanzar la cota del 50% de reutilización de residuos urbanos en 2020

SALVADOR ARROYOCorreponsal en Bruselas

El reciclaje en España no avanza al ritmo que debería, no al menos al que Europa entiende que le va a permitir alcanzar en un plazo no superior a los dos años la cota de transformación del 50% de los residuos sólidos que se generan en sus ciudades. Y Bruselas mete prisa. España y otros trece países del territorio común tienen que ponerse las pilas y llevar a cabo medidas más efectivas para conseguir el objetivo.

Así se recoge en un informe que hoy ha dado a conocer la Comisión Europea y en el que pone en evidencia el éxito de las iniciativas adoptadas en ese bloque de Estados en los que el reciclaje no se está haciendo efectivo al ritmo más conveniente. Se identifican «graves lagunas que deben abordarse rápidamente para que los europeos puedan cosechar los beneficios medioambientales y económicos de la economía circular», se insiste en el estudio, que cita también a

Bulgaria, Croacia, Chipre, Estonia, Finlandia, Grecia, Hungría, Letonia, Malta, Polonia, Portugal, Rumanía y Eslovaquia.

La Comisión Europea tiene intención de realizar una serie de visitas a los Estados miembros que estarían en riesgo de no llegar a cumplir con el plan de reciclaje de residuos municipales en el horizonte de 2020, para «debatir» con las autoridades competentes las medidas más convenientes para avanzar en las cotas de reutilización de desechos, principalmente del ámbito doméstico.

Porque el 50% de 2020 es solo el primer objetivo. Hay más y son mucho más ambiciosos. Así, de cara a 2025, se debería llegar a la cota del 55%; del 60% en 2030 y del 65% en 2035. La Directiva, que se revisó recientemente, incluye una serie de informes de 'alerta' anticipada que tienen como objetivo determinar el progreso de cada Estado miembro. Este es uno de ellos.

«Todavía existen diferencias en Europa, pero aún es posible seguir avanzando -se parte de la base de que la progresión está siendo buena en el conjunto del territorio común- si las autoridades nacionales y locales implementan diferentes acciones», destaca el comisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella. Las medidas van desde fomentar la coordinación entre municipios a la hora de desarrollar infraestructuras de reciclaje, hasta acciones encaminadas a reducir los desechos (incluidas nuevas tasas) o más campañas para animar a los hogares a reciclar, incluyendo una mayor frecuencia de vaciado de los contenedores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos