Ocho de cada diez jubilados se comunican a través de WhatsApp

La mensajería instantánea se ha convertido en el sistema preferido para conversar entre todas las edades y su uso duplica a las llamadas telefónicas

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

El crecimiento del uso en España de WhatsApp y del resto de sistemas de mensajería instantánea (Telegram, Messenger) es un fenómeno «imparable» y «masivo», según confirma el informe 'La Sociedad Digital en España', dado a conocer hoy por la Fundación Telefónica. La mensajería instantánea, con mucha diferencia, fue en 2018 la forma preferida de los españoles de todas las edades para comunicarse a diario con sus amigos, familiares y relaciones de trabajo, incluida la primera opción de ocho de cada diez jubilados .

WhatsApp, según asegura el 95,1% de los ciudadanos, es su canal favorito para relacionarse con los demás, incluso por encima de las conversaciones en persona, que con un 83,7% de frecuencia son la segunda fórmula más utilizada a diario, y, desde luego, muy por delante de las llamadas telefónicas, que, con el 65,4% de utilizaciones, es la tercera opción mayoritaria.

La victoria de la mensajería por internet es tan clara que el uso de los wasap casi duplica ya a las llamadas telefónicas. El 60% de los españoles asegura enviar cada día varios mensajes instantáneos mientras que los que hacen llamadas a través del móvil son el 24% y un 12% los que hablan a través del teléfono fijo. El primitivo SMS prácticamente ha desaparecido de la comunicación social –seis de cada diez personas no los utiliza nunca– y la comunicación a través de redes sociales está en retroceso, con una caída de 24 puntos en un solo año.

WhatsApp no solo es el rey, sino que lo es sin distingo de edades o sexos. A casi nadie le extrañará demasiado que el 96,8% de los jóvenes de 14 a 24 años lo utilicen como canal preferente para relacionarse con amigos o familia, o que el 98,6% de las personas de entre 25 y 34 años lo tengan como medio de conversación habitual. Pero lo que desvela el estudio es que el 87,1% de los españoles mayores de 64 años utiliza la mensajería como forma común de relacionarse y que el 88,2% de estos usuarios jubilados conversan a través del teclado a diario. Las mujeres, con un 95,3%, son algo más usuarias del canal que los hombres, un 91,9%.

Visto el éxito de la fórmula, parece normal que, de hecho, el 94,3% de los que se conectan en España a internet lo haga para enviar mensajes. Los otros grandes usos de la red son la lectura del correo electrónico, para el 81,3%; la conexión a las redes sociales, para el 67%; escuchar música, para el 58,8%; y realizar compras, para el 51,2%.

Las compras por internet continúan su crecimiento, del 32% interanual, lo que permitió facturar 9.000 millones de euros en el primer trimestre de 2018. Agencias de viajes y turísticas, transporte aéreo y compras de moda son sus sectores más potentes.

El 'smartphone', el rey

A la hora de establecer las conexiones tampoco hay dudas. El 'smartphone', el teléfono móvil inteligente, es el gran dispositivo sin competencia. Es el preferido de forma general por el 91,9% de los usuarios tanto para enviar mensajes como para entrar en las redes sociales o realizar operaciones bancarias. El ordenador personal ocupa el segundo lugar de las preferencias, con el 62,9%, y solo es capaz de superar al 'smartphone' como instrumento de trabajo, donde los usuarios lo eligen en un 77%. Como tercer soporte, con el 29,7%, pero con una caída anual de ocho puntos, esta la tablet, usada fundamentalmente para ver televisión y cine.

España es uno de los países con mejor conectividad del mundo, lo que, según el informe, le sitúa en una posición magnífica para poner en marcha el sistema 5G, la ultra alta velocidad que extenderá la inteligencia artificial y el internet de las cosas, de cara a 2021. Existen 53,4 millones de líneas móviles, lo que significa una penetración de 114 por cada 100 habitantes, lo que supera en diez puntos a la media mundial (104). La cobertura de las actuales redes 4G alcanza el 97,2% de territorio y la fibra óptica (la banda ancha fija) llega al 71% de los hogares españoles, lo que supone la mayor red mundial tras Japón y Corea.

El informe alerta sobre la enorme proliferación de las noticias falsas en internet, aprovechando la enorme facilitad de propagación y el impacto viral de las redes sociales y recuerda que en 2018 las 'fake news' afectaron al desarrollo de varias campañas electorales en países democráticos y que son precisas medidas de control de los gobiernos y las empresas. Recoge que la consultora Gartner prevé que en 2022 la mayoría de ciudadanos de países desarrollados consuma más información falsa que verdadera.

Más información