Polémica en Venecia por los tornos que restringen la entrada de turistas

Uno de los tornos instalados en los accesos a Venecia./Efe
Uno de los tornos instalados en los accesos a Venecia. / Efe

Vecinos y grupos de izquierdas denuncian que se convierta en un parque temático la histórica ciudad, que recibe 30 millones de visitantes anuales

EFERoma

Venecia estrenó este sábado cuatro controles de acceso para regular el flujo de visitantes que acceden en temporada alta a la ciudad, que con apenas 50.000 habitantes, acoge anualmente la visita de 30 millones de turista.

Un grupo de manifestantes protestaba este domingo por una medida que, denuncian, «demuestra la voluntad del ayuntamiento de transformar de forma definitiva Venecia en un parque temático», según ha explicado la organización de extrema izquierda Morion en un comunicado. «Los 'Check Point' son el símbolo de la decisión de idear nuestra ciudad como un espacio inhabilitado, solamente para uso turístico, sin aprovechar y resaltar su valor», prosigue la nota.

La organización defiende que los venecianos no quieren «puertas en la ciudad» sino «casas y políticas de fomento de la residencia», dado que culpan al turismo de la escasez de vivienda para alquiler o compra a causa del muy elevado flujo de visitantes.

En la manifestación, algunos jóvenes lograron incluso arrancar una de las barreras a pesar de estar custodiadas por la policía, según informan los medios locales. Las autoridades han ubicados dos barreras en las inmediaciones de la estación de Santa Lucía, único punto de llegada por tierra: una en la Plaza Roma, junto al puente de Santiago de Calatrava, y otra en la parte opuesta, ante la iglesia de los Descalzos.

Una joya turística amenazada

El objetivo es controlar en el puente del 1 de mayo el número de turistas que acceden a esta ciudad, una de las joyas turísticas del mundo, ya que la policía municipal recibirá la orden de cerrar la entrada a su centro histórico en caso de exceso de llegadas. Venecia ya ha experimentado métodos de control turístico como la aplicación del aforo máximo durante el pasado carnaval.

Tras la protesta de este domingo, el alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, anunció que la barrera fue reemplazada en media hora y avanzó su deseo de seguir regulando las visitas a la ciudad «para hacer vivir mejor a las personas». Subrayó además que es una medida experimental que prevé implementar «pocos días al año», en puentes o festividades en los que se espere la llegada masiva de turistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos