26.210 firmas respaldan la prohibición de la caza del lobo

Somos Manada ha entregado 26.210 firmas en la Subdelegación /BC
Somos Manada ha entregado 26.210 firmas en la Subdelegación / BC

El colectivo Somos Manada Burgos ha entregado las firmas en la Subdelegación del Gobierno en Burgos solo unos días después de que el TSJ anulara el Plan del Lobo

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

El colectivo Somos Manada Burgos se suma a la lucha por la prohibición total de la caza del lobo. Para ello, han entregado en la Subdelegación del Gobierno en Burgos 26.210 firmas recogidas contra el plan cinegético del lobo en Castilla y León. Unas firmas que, tal y como afirman desde el colectivo, «representan el clamor popular por la protección del lobo ibérico».

Esta entrega de firmas por parte de Somos Manda se produce apenas unos días después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) anulara el Plan del Lobo. La principal razón argumentada por el juez fueron la falta de informes técnicos o científicos independientes que avalaran el sistema de cupos establecido por la Junta para realizar los controles poblacionales del lobo en todo el territorio. Con dicho Plan, el Gobierno regional permitía la caza de hasta 143 cánidos salvajes al año.

Esa fue una de las circunstancias que motivaron el recurso contencioso-administrativo presentado por la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL) ante el TSJ contra el Plan del Lobo de la Junta. Desde ASCEL afirman que «continuarán impulsando, con este respaldo, la protección real, no condicionada y general del lobo ibérico».

Por su parte, desde Somos Manada «celebran» la resolución del TSJ y señalan que la entrega de las firmas supone «una ratificación más de la opinión de miles de personas que quieren que el lobo ibérico sea estrictamente protegido», así como que «se persiga intensamente el incesante furtivismo hacia la especie».

El Plan sigue vigente

A pesar de que en la sentencia del TSJ se recoja la anulación, el Plan del Lobo sigue vigente. Así lo afirma el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, señalando que «la sentencia no es firme», por lo que la intención es «recurrirla».

Suárez Quiñones, además, ha anunciado que su departamento intentará subsanar el «defecto» de forma por el que el Tribunal ha anulado el decreto que regula el Plan de Gestión del Lobo. «Es fácilmente subsanable», explicó, para señalar que el auto «no afecta para nada al fondo» del decreto y, por lo tanto, el Plan «sigue como hasta ahora».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos