Adjudicadas las obras del nuevo puente de Las Rebolledas

El nuevo puente se acometerá a cota cero/GIT
El nuevo puente se acometerá a cota cero / GIT

La Junta de Gobierno adjudica a Herrero Temiño la construcción del nuevo puente por un importe de 3.351.897 euros y un plazo de ejecución de 15 meses

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

A finales del primer trimestre de 2019, Burgos conseguirá cerrar al fin su ronda interior. Esa es al menos la previsión que mantiene el Ayuntamiento, que esta misma mañana ha adjudicado las obras del nuevo puente de Las Rebolledas, una infraestructura clave para el cierre de dicha ronda.

El proyecto se ha adjudicado con una rebaja del 20% respecto al presupuesto de licitación

Según ha explicado tras la Junta de Gobierno Local la portavoz del Equipo de Gobierno, Carolina Blasco, la obra ha sido adjudicada a Herrero Temiño por un importe total de 3.351.897,69 euros (IVA incluido), lo que supone una rebaja del 20,17% respecto al presupuesto base de licitación planteado.

El contrato, que se firmará de manera «inmediata», contempla un plazo de ejecución de 15 meses desde la firma del acta de replanteo. Así, el horizonte temporal que se maneja desde el Ayuntamiento apunta a finales del primer trimestre de 2019 como fecha de conclusión de las obras. Eso si todo sale según lo previsto, claro.

De momento, la intención es comenzar con los trabajos materiales «en los primeros días de enero». Una vez realizadas las necesarias labores de topografía, la primera gran actuación será la demolición del actual Puente de los Ingleses, una demolición que se prolongará durante varios meses. En este sentido, Blasco ha recordado que el proyecto afecta directamente al cauce del Arlanzón, por lo que los trabajos se deberán coordinar con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para minimizar la afección.

A cota cero

Una vez demolido el actual puente, se acometerá la construcción del nuevo, que parte con un concepto bien distinto al antiguo. Y es que se trata de un puente a cota cero, con una estructura de arco atirantado que soportará un tablero inferior de 57 metros de longitud. Esta solución permitirá que el vial salve el río sin necesidad de levantar pilotes sobre el cauce.

En dicho tablero se adaptarán dos calzadas de doble carril por sentido, amén de una mediana de 2 metros, sendas aceras y un carril bici. Asimismo, el proyecto se complementa con la instalación de nuevas luminarias de tecnología led y con zonas ajardinadas en diferentes puntos del tramo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos