El Ayuntamiento libera el penúltimo pago de la primera fase del ARU de San Cristóbal

El barrio afronta la segunda fase de rehabilitación/IAC
El barrio afronta la segunda fase de rehabilitación / IAC

Se han entregado ya 3,35 millones al ente gestor, de las aportaciones institucionales a la rehabilitación de 320 viviendas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Concluidos los trabajos de la primera fase del Área de Rehabilitación Urbana (ARU) de San Cristóbal, y con el visto bueno del Ministerio de Fomento y la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Burgos ha liberado el penúltimo pago al ente gestor, para cubrir los costes de la rehabilitación de 320 viviendas, correspondientes a las aportaciones de las tres administraciones implicadas en el proyecto.

La Junta de Gobierno Local ha dado el visto bueno al tercer anticipo, de 1.675.000 euros, de modo que solo quedarían por abonar 500.000 euros. Una cantidad que se entregará al ente gestor del ARU de San Cristóbal una vez se revise toda la documentación y se realice la liquidación final. La concejal Ana Bernabé ha recordado que el proyecto partía de un presupuesto de 7,3 millones de euros, de los que 5,3 millones se han destinado a la rehabilitación de viviendas, otros 1,7 millones a la urbanización exterior y los 293.000 euros restantes a gestión.

Sin embargo, no se ha consumido el presupuesto total, aun cuando sí se han ejecutado todas la obras previstas, así que la primera fase se cierra con un cierto ahorro. Las obras de urbanización y los costes de gestión los han asumido íntegramente Ayuntamiento, Junta y Ministerio. Mientras, los vecinos han aportado 1,2 millones para la rehabilitación de las viviendas, completamentados por las aportaciones de las tres administraciones.

Al inicio del ARU se entregó 1 millón de euros, ha recordado Bernabé. El pasado año se liberaron otros 680.000. Y ahora se acaba de dar el visto bueno a 1,6 millones. Solo quedarían 500.000 euros de las aportaciones de las administraciones y, con ello, se daría por finiquitada la primera fase. Sumando los cuatro pagos, y los 1,2 millones de los vecinos, el coste total de rehabilitación queda en 5 millones, por debajo de lo presupuestado inicialmente.

Ahora, el Ayuntamiento está inmerso en la tramitación de la segunda fase, que contará con un presupuesto de 2 millones de euros. Se quiere actuar en 116 viviendas y, de momento, los bloques 22 y 9 han presentado ya solicitud de licencia para la rehabilitación de las fachadas. Faltan de incorporarse otros dos, aunque hay otros dos más en dudas. Estas rehabilitaciones tendrán que finalizarse este año.

 

Fotos

Vídeos