El TSJ anula el nombramiento de Alfonso Manero como secretario del Ayuntamiento

Alfonso Manero (izq), conversando con el alcalde, Javier Lacalle./GIT
Alfonso Manero (izq), conversando con el alcalde, Javier Lacalle. / GIT

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León desestima el recurso de Alfonso Manero e insiste en que el nombramiento se efectuó bajo criterios de «arbitrariedad»

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Nuevo golpe judicial al Ayuntamiento a raíz del nombramiento de Alfonso Manero como secretario municipal. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León acaba de desestimar el recurso interpuesto ante la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo nº 2 que anulaba su nombramiento, lo que a la postre ratifica dicha sentencia.

La fundamentación de la sentencia mantiene a grandes rasgos todos y cada uno de los criterios que derivaron tiempo atrás en la anulación del nombramiento. Así, a juicio del tribunal, dicho nombramiento se realizó en base a criterios de «arbitrariedad», toda vez que Manero no reunía la experiencia suficiente como para asumir el puesto de secretario municipal de un ayuntamiento como el de Burgos. O al menos, no era el candidato con mejor currículum de todos los que mostraron su interés en hacerse con el cargo.

Más información

«Es indudable que la elección exige una mayor fundamentación y motivación, pues de otra forma haría pensar que realmente se ha procedido con arbitrariedad, al no considerar los méritos que respecto de esta misma circunstancia tenían otros candidatos», afirma en su argumentación la sentencia

Sea como fuere, esta sentencia, ante la que aún cabe recurso de casación al tribunal Supremo, no da sino más argumentos a la oposición, que desde el principio rechazó el nombramiento de Manero en bloque, al considerar que fue un 'dedazo' por parte del alcalde, Javier Lacalle.

Nuevo procedimiento

En este sentido, la portavoz de Ciudadanos, Gloria Bañeres, ha insistido hoy en que, más allá de la posibilidad de recurso, «la sentencia dice que tenemos un nombramiento nulo» y «es ejecutable» desde el mismo momento en el que se ha emitido.

A su juicio, la única vía que tiene Lacalle para solventar la situación pasa por abandonar su «empecinamiento» y convocar «un concurso público, transparente y limpio» para seleccionar al «mejor secretario posible» en base a los criterios de «igualdad, capacidad y mérito». Y mientras se resuelve el concurso, añade, debería ser el vicesecretario quien asuma las funciones de manera interina. Máxime, ha insistido Bañeres, teniendo en cuenta las «repercusiones jurídicas» que puede tener el hecho de que el actual secretario municipal ha estado dando fe de todos los acuerdos y emitiendo informes vinculantes a pesar de que su nombramiento fue nulo.

También desde las filas del PSOE se lamenta el «nuevo bochorno al que le ha sometido Lacalle al Ayuntamiento, por no asumir en enero la sentencia del Juzgado Contencionso Adminitrativo de Burgos ni acatar el mandato del Pleno de no recurrirla». A este respecto, el portavoz de los socialistas, Daniel de la Rosa, ha exigido al alcalde que proceda a aplicar lo establecido en el artículo 80.30 del Estatuto Básico del Empleado Público y que nombre a una «comisión de especialistas» capaz de valorar la idoneidad de los diferentes candidatos.

En una línea muy similar se ha expresado la concejala no adscrita vinculada a Podemos Blanca Guinea, quien ha señalado que la sentencia «vuelve a sacar los colores a Lacalle». Compartiendo el criterio de Bañeres, desde Podemos se insiste en que el alcalde debería anular el nombramiento y retrotraerse a la situación anterior al mismo, convocando de manera inmediata un nuevo procedimiento de selección del secretario municipal basado el criterios objetivos. «Y en el caso de que quiera seguir usando el procedimiento de libre designación lo haga mediante un jurado que analice objetivamente los méritos de los diferentes candidatos», ha añadido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos