El Ayuntamiento construirá una rotonda en la conexión de Alcalde Martín Cobos con La Ventilla

Arrancan las obras de La Ventilla/Rodrigo González Ortega
Arrancan las obras de La Ventilla / Rodrigo González Ortega

La actuación se incluirá en una de las últimas fases de remodelación de la calle, cuyo proyecto está en fase de redacción

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Objetivo cumplido. Los vecinos de La Ventilla han conseguido una de sus demandas más antiguas. El Ayuntamiento de Burgos construirá una rotonda en la confluencia de la calle Alcalde Martín Cobos con la N-120, junto a la gasolinera, una zona de especial inseguridad actualmente. La actuación se incluirá en la última fase del proyecto de remodelación de la avenida, y las obras podrían arrancar en 2019.

El alcalde, Javier Lacalle, se ha reunido esta mañana con los vecinos de La Ventilla para explicarles el proyecto de obras que ha arrancado hoy mismo. Una vez firmada el acta de comprobación de replanteo, los trabajos de remodelación del barrio se inician en la zona próxima a la N-120, con el objetido de dotar de mayor seguridad a la acera que se ubica frente al centro municipal.

Sin embargo, la gran noticia del encuentro ha sido el compromiso de construir esa rotonda en la N-120. El objetivo es aprovechar la redacción de los proyectos de las dos últimas fases de la remodelación de Alcalde Martín Cobos para incorporar la intervención, que solo requerirá de la correspondiente autorización de Carreteras del Estado, pues supone actuar en una vía de titularidad estatal.

El Ayuntamiento se marcha como plazos tener redactados los proyectos de las dos últimas fases, entre el puente del ferrocarril y La Ventilla, este año. De este modo, las obras de una de esas fases podrían comenzar en la segunda mitad de 2019, y se priorizará la fase de conexión con La Ventilla. Mientras, el Ayuntamiento actuará en la fase intermedia, entre San Cristóbal y la N-I.

Una deseada remodelación

Por otra parte, Construcciones Jacinto Lázaro ya ha comenzado las obras de la segunda fase de remodelación del barrio de La Ventilla. Suponen una inversión de 780.577 euros y cambiarán «completamente» el barrio, mejorando la calidad de vida de cerca de 1.300 vecinos. Los trabajos afectarán a cuestiones de seguridad y movilidad, y también crearán nuevos espacios públicos.

Así, la intervención se inicia por la acera de la N-120, que es «tremendamente peligrosa», ha apuntado Lacalle, por su estrechez. Se actuará en esa zona hasta finales de mayo y, a continuación, se pasará a la parte central del barrio, donde las obras durarán hasta finales de agosto. La última parte del proyecto afectará a las calles adyacentes al centro, y estará concluida para el mes de noviembre.

Los trabajos se centrarán en el entorno de la Plaza Vista Alegre y en las calles Hospital de San Lázaro y De la Iglesia. En la plaza se habilitarán isletas y áreas de aparcamiento, y se reordenará el tráfico de entrada y salida, junto con las calles Hospital de San Lázaro, Mayor Trasera (que cambiará el sentido) y San Vicente Mártir.

Se incluyen también cambios en la mediana de la N-120 para evitar giros a la izquierda y el pintado de dos pasos de peatones. Se ampliarán los espacios peatonales, se creará un área de juegos infantiles frente al Centro Municipal, y en sus traseras se habilitará una explanada para la instalación de carpas. Igualmente, se aprovechará para actuar en la red de abastecimiento, las telecomunicaciones y la red de alumbrado. Y toda la obra se completará con acondicionamiento de zonas verdes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos