El Consistorio reforma 28 paradas de autobús para favorecer la accesibilidad al transporte público

Operarios trabajando en la reforma de una parada de autobús en la calle de San Pedro y San Felices./CC
Operarios trabajando en la reforma de una parada de autobús en la calle de San Pedro y San Felices. / CC

Las obras están eliminando el apartadero de la parada mediante la ampliación de acercas para evitar los posibles aparcamientos indebidos

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El Ayuntamiento de Burgos prevé modificar 28 paradas de autobús urbanos con el objetivo de facilitar el acceso de las personas con movilidad reducida al servicio público de transporte.

Este proyecto, que arrancó en el mes de enero con las modificaciones de la paradas de la avenida de la Constitución, 66 - iglesia de San Salvador y de la calle de San Pedro y San Felices, se prolongará inicialmente hasta Semana Santa con intervenciones en las calles de Vitoria, Claustrillas y Juan de Padilla y en la Carretera de Poza, hasta alcanzar la docena de obras, según ha declarado esta mañana el alcalde capitalino, Javier Lacalle.

En todos los lugares se está procediendo a eliminar el apartadero de la parada mediante la ampliación de aceras para evitar los posibles aparcamientos indebidos. Además, se está incorporando pavimento podotáctil frente a la parada, así como un apoyo isquiático y una nueva papelera por cada una de las localizaciones afectadas por las obras.

La aportación municipal para la rehabilitación de las doce paradas ha rondado 130.678,19 euros, pero la inversión ascenderá aproximadamente en 235.000 euros cuando el Consistorio adjudique -la idea del alcalde es hacerlo en febrero- el segundo paquete de reformas, que llegará a las 16 paradas restantes.

En este caso, además de adecuar la zona de subida y bajada de viajeros, se implantarán marquesinas y postes de señalización para la nueva red de líneas.

 

Fotos

Vídeos