Fernández Santos insta al equipo de Gobierno a reestructurar la Policía Local

Sede de la Policía Local en la avenida de Cantabria. /JAQ
Sede de la Policía Local en la avenida de Cantabria. / JAQ

Insiste en que es «absolutamente necesario» afrontar una reorganización del cuerpo para paliar los efectos del inminente decreto sobre la jubilación anticipada de los agentes locales

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El concejal socialista Antonio Fernández Santos ha insistido hoy en la «absoluta necesidad» de abordar cuanto antes una reestructuración de la Policía Local. Y es que, tal y como ha recordado, el decreto que permitirá a los agentes locales jubilarse de manera anticipada a los 59 años está al caer, y sus efectos en el cuerpo municipal podrían ser devastadores.

A este respecto, ha explicado, en caso de aprobarse el decreto mañana mismo, una veintena de agentes de la Policía Local de Burgos podrían acogerse al mismo. Y lo lógico es que lo hiciesen la mayoría de ellos. Esa circunstancia agravaría al extremo el déficit de personal que arrastra el cuerpo desde hace tiempo. Un déficit que se está tratando de paliar con la convocatoria de nuevas plazas, pero que estará lejos de solventarse cuando el decreto entre en vigor.

De hecho, hace ya tiempo que los socialistas vienen solicitando con insistencia una reorganización del cuerpo que permita dotar de más eficacia a la plantilla. Sin embargo, hasta ahora no se ha afrontado el debate porque, a juicio de Fernández Santos, «no hay dirección política». Lejos de ello, el concejal del PSOE ha criticado la falta de entendimiento entre las áreas de Seguridad Ciudadana y Personal, que «deberían trabajar conjuntamente» para evitar estas situaciones.

Problemas de comunicación

Paralelamente, Fernández Santos ha exigido al equipo de Gobierno una respuesta inmediata a los problemas de cobertura que presenta la radio de la Policía Local en determinados puntos de la ciudad. «Es fundamental» que los agentes puedan comunicarse y coordinarse sin problemas, ha concluido al tiempo que reconocía que se detectaron problemas durante la reciente explosión de una vivienda en la Barriada Inmaculada y en el centro ocupacional de Aspanias, donde días atrás falleció una usuaria del mismo tras ser atropellada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos