Gómez pide poner en valor el cementerio

Fernando Gómez muestra la situación previa y la actual del monumento de Ruiz Zorrilla./CC
Fernando Gómez muestra la situación previa y la actual del monumento de Ruiz Zorrilla. / CC

El concejal no adscrito exige también que regrese al camposanto de San José el monumento funerario de Manuel Ruiz Zorrilla, que se trasladó a El Burgo de Osma en 2010

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El concejal no adscrito Fernando Gómez ha solicitado esta mañana al Ayuntamiento de Burgos que potencie el Cementerio de San José. A su juicio, en el camposanto burgalés existe una gran variedad de monumentos funerarios dignos de ser conocidos y por ello pide, como se hace en otras ciudades europeas -así lo ha asegurado-, que ponga en valor el lugar al que van a reposar eternamente la mayor parte de los burgaleses.

«Que se ponga en conocimiento de la población para que sepa lo que tenemos, a qué se debe y por qué este tipo de monumentos, que en algunos casos son auténticos tesoros», ha asegurado el que fuera edil del PP, quien ha pedido la creación de un registro de estos bienes en el cementerio, así como su protección y estudio, para que no vuelva a ocurrir lo que sucedió con el monolito y el busto de Manuel Ruiz Zorrilla, que se trasladó en 2010, junto con los restos mortales del político decimonónico, a la localidad soriana de El Burgo de Osma.

Este hecho provocó además un deterioro de la construcción, que gozaba de cierta protección. En concreto, según el expediente de la exhumación del arquitecto municipal al que ha hecho referencia Gómez, el monumento no se podía desmontar, pero la realidad demuestra, a juicio del edil, que sí. El concejal ha explicado que la base se quedó en Burgos y el resto se envió a la provincia vecina. De hecho, ahora luce en el municipio oxomense con un aspecto peor al que tenía a orillas del Arlanzón.

Para Gómez, que llegó a pedir la catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC) para el monolito, se trataba de un bien muy singular por varias razones: Manuel Ruiz Zorrilla fue un personaje básico en la política del Sexenio Democrático (1868 – 1874) que falleció en Burgos en 1895; el monumento fue encargado por José María Esquerdo (el Doctor Esquerdo) y fue diseñado por Alberto de Palacio (autor del Puente Colgante de Bilbao). Además, el busto fue esculpido por el escultor burgalés Julio del Val y se inauguró en 1907, año que también se estrenó el cementerio de San José.

Por ello, el concejal no adscrito ha rogado esta mañana la devolución a Burgos del monumento y su posterior restauración, para que luzca como cuando se elaboró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos