Benavente reclama más especialidades y más diálogo social para afrontar el futuro

Reunión, esta mañana, de más de medio centenar de empresarios./IAC
Reunión, esta mañana, de más de medio centenar de empresarios. / IAC

El presidente de FAE Burgos considera que Burgos ha superado la crisis, pero reclama máxima atención porque “las cosas cambian muy deprisa”

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Los responsables de las empresas metalúrgicas más importantes de la provincia han celebrado esta mañana un nuevo Consejo Industrial en las instalaciones de Kronospan próximas a Castañares. En él, más de medio centenar de empresarios han evaluado la situación del sector y han dado por zanjada la crisis, aunque no los retos que tienen por delante. Así lo ha remarcado esta mañana el presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales (FAE), Miguel Ángel Benavente.

Para el líder de los empresarios, «se está superando esta crisis, pero tenemos que ser conscientes de que las cosas cambian muy deprisa y de que tenemos que tener un modelo de relación, entre sindicatos y empresa, más actualizado». Esto, en lo que tiene que ver con el diálogo social, implica que hay que adaptarlo «a lo que nos viene» y eso que nos viene es la industria 4.0. Si bien, «no es ninguna exigencia», ha aclarado.

Y como ejemplo de lo que es adaptar la renovación tecnológica y productiva a la industria 4.0, Benavente ha señalado a Kronospan, por su capacidad para rescatar una firma que estuvo a punto de echar el cierre y que, tres años más tarde, ha registrado una inversión de 140 millones de euros. Esta inversión implica una mayor productividad y sostenibilidad ambiental, según ha destacado Javier Macicidor, director de Kronospan.

Más especialización

Por otro lado, Benavente ha mostrado su preocupación por la falta de perfiles profesionales muy especializados que están impidiendo a las empresas encontrar al personal adecuado para satisfacer su demanda. En este sentido, Benavente ha asegurado que «tenemos que ir preparando la formación del futuro. Esto es algo a lo que puede ponerse remedio a través de formación dual, educando al mismo tiempo en competencias prácticas y lectivas al alumno».

Finalmente, el líder de los empresarios ha destacado el peso de la industria en Burgos, que está por encima de Cataluña en lo que a influencia sobre el PIB se refiere. Para Benavente ahora lo más importante, más allá de atraer nuevas empresas, es conseguir que las que ya están se queden. No en vano, en la actualidad, el 32 por ciento del PIB burgalés lo aporta la industria, además de más de 17.000 empleos y un retorno de 3,5 euros por cada uno invertido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos