La Capilla del Corpus Christi estrena restauración e incorpora la réplica del Cristo de Burgos

La capilla presenta nueva cara, vidriera de estreno y acoge al Cristo de Burgos/PCR
La capilla presenta nueva cara, vidriera de estreno y acoge al Cristo de Burgos / PCR

El proyecto de rehabilitación ha contado con la ayuda de la Obra Social 'la Caixa' y la Fundación Caja de Burgos, e incluye la colocación de una nueva vidriera

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Catedral de Burgos va completando su rehabilitación. La Capilla del Corpus Christi, del siglo XIV y conocida por albergar el Cofre del Cid, ha experimentado un importante lavado de cara. Se ha rehabilitado su interior, pues la portada, las fábricas exteriores y la cubierta fueron restauradas años atrás. El proyecto ha sido posible gracias al convenio suscrito hace un par de años entre el Cabildo Metropolitano, la Fundación Caja de Burgos y la Obra Social 'la Caixa', contando con 200.000 euros aportados por estas dos últimas entidades.

El arquitecto José Manuel Álvarez, uno de los partícipes del proyecto, ha explicado que los trabajos se han centrado en limpieza, consolidación y puesta en valor de todos los elementos arquitectónicos, escultóricos, pictóricos y bienes muebles de la capilla. La intervención ha permitido solucionar patologías habituales, como la acumulación de suciedad, la descomposición de morteros, la fracturación de la piedra o el deterioro de las policromías.

El proyecto se ha centrado en el interior de la capilla / PCR

A destacar, la recuperación precisamente de las policromías de los escudos y la bóveda, y en especial la intervención en esta última, que se encontraba en un estado «casi irrecuperable». Además, se ha colocado una nueva vidriera, expresamente diseñada para la Capilla del Corpus Christi, y por decisión del Cabildo Metropolitano, se ha ubicado bajo la misma la réplica del Santísimo Cristo de Burgos encargada hace un par de años, y que es la que procesiona de manera habitual.

Otra de las novedades que deja la rehabilitación es la recolocación del Cofre del Cid, que ahora se encuentra en el Claustro, fuera de la capilla. A juicio de Álvarez, la decisión del Cabildo es acertada, pues la Capilla del Corpus Christi «pasaba desapercibida» y el Cofre del Cid es más admirado desde que se instaló en el Claustro. Se le dota de mayor relevancia, visibilidad.

Casi un broche de oro

La inauguración de la capilla restaurada se ha vivido, en el seno del Cabildo Metropolitano, como un día muy especial. Su presidente, Pablo González, agradece el esfuerzo realizado por los mecenas, y se ha «atrevido» a pedir «con la boca pequeña» que se continue con esta ayuda, pues «nunca se puede decir que la Catedral está totalmente restaurada».

El arzobispo vuelve a pedir un sistema de calefacción para la Seo

De hecho, el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez ha asegurado que con este proyecto no se pone el «broche de oro» a la rehabilitación de la Catedral. Y es que no solo queda pendiente la restauración del trasaltar, sino que también están a la espera de que Patrimonio autorice la instalación de algún tipo de calefacción. «Ojalá que no tarde mucho, y ese día me verán especialmente radiante», ha apuntado Herráez.

La rehabilitación de la Catedral de Burgos arrancó en 1987 y, durante estos años, numersos han sido los patrocinadores con los que ha contado el Cabildo. Entre ellos, la Fundación Caja de Burgos, que ha invertido 6,5 millones de euros, o la Obra Social 'la Caixa'. Entre ambos han colaborado en obras como la recuperación de las galerías del Claustro Alto, la Nave Mayor o la sillería del Coro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos