El CEEI, «un chiringuito» para Salinero e impulsor de «importantes actuaciones» para Blasco

Carolina Blasco, portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos. /Gabriel de la Iglesia
Carolina Blasco, portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos. / Gabriel de la Iglesia

El concejal no adscrito, Raúl Salinero, ha calificado la actividad del Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) como «paupérrima» y ha acusado «irregularidades» en su gestión

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

La gestión del Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) de Burgos ha provocado acusaciones cruzadas entre el concejal no adscrito, Raúl Salinero, y la portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, Carolina Blasco.

Salinero ha puesto en duda la utilidad y la gestión de esta entidad de la ciudad. El concejal no adscrito ha asegurado que la entidad tiene «una paupérrima actividad» y la ha calificado de «chiringuito» y «agencia de colocación del PP». Igualmente, ha afirmado que «falta transparencia» en su gestión y ha puesto en duda que se estén tomando de forma regular las decisiones.

Por un lado, Salinero lamenta que no se le haya facilitado toda la información que ha solicitado sobre el CEEI. Hoy contaba con las cuentas del año 2016 y los presupuestos del 2017. En estos años, Salinero ha criticado que el 67% del presupuesto se destinase a pagar las nóminas de los cinco o seis empleados de la entidad, 315.000 euros en 2016 y 339.000 euros en 2017. «Es deleznable que el dinero para el fomento del empleo se destine para colocar a los suyos en entidades paralelas», ha expresado Salinero.

Igualmente, para el concejal no adscrito, las decisiones de la Junta Directiva se toman de manera irregular porque la mayoría de socios que conformaron la entidad la han abandonado. La Agencia de Desarrollo Empresarial (ADE) de la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento, la Diputación, la Fundación Cajacírculo, Caja Rural y Caja de Burgos, el Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL), la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) y la Confederación de Asociaciones Empresariales FAE) eran los socios iniciales. Ahora solo quedan el Ayuntamiento, la Diputación y FAE, que ya mostró en 2018 la intención de abandonar la entidad.

Como ha explicado Blasco, si FAE abandona el CEEI, la Diputación y el Ayuntamiento tendrán que buscar otra personalidad jurídica porque la entidad no podría ser una asociación al tener menos de tres socios.

Diferencia entre cuentas y presupuestos

Un presupuesto planea el futuro, lo que se prevé ingresar y gastar. Las cuentas reflejan el pasado. Son los documentos que reflejan los gastos, ingresos e imprevistos de un año ya concluido. En el caso del CEEI, las cuentas, como ha señalado Blasco, se elaboran durante el primer semestre del año siguiente y deben ser auditadas y aprobadas por la Asamblea.

«Cuando sepamos cómo y cuándo han ido saliendo los socios sabremos cuándo se tomaron las decisiones de forma irregular», ha apuntado Salinero quien también ha asegurado que «creemos que el CEEI tiene falta de liquidez porque hay otras entidades que lo están investigando».

Respuesta del PP

Las afirmaciones de Salinero han sentado mal en las filas 'populares'. Carolina Blasco, portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento ha aconsejado a Salinero «enterarse bien». Además, Blasco es una de las dos pesonas a las que Salinero ha hecho referencia como únicos asistentes, junto a Ángel Guerra (Diputación) a las Asambleas del CEEI.

Ha asegurado que, el director del CEEI y ella como presidenta «no tenemos ningún problema en darle toda la información que solicite». En relación a las cuentas de la entidad, Blasco ha explicado que tienen que preparase en los seis meses siguientes a la finalización del ejercicio, con lo que las cuentas de 2018 se están desarrollando ahora para luego auditarse y presentarse a la Asamblea para que sean aprobadas. Las cuentas de 2017, según este procedimiento, deberían estar elaboradas pero Salinero solo cuenta con el presupuesto de ese ejercicio. «Lo que no puede ser es que se diga que falta transparencia porque no se han remitido las cuentas de un ejercicio que ni siquiera estaba cerrado», ha lamentado Blasco.

Para la portavoz, los grupos políticos gustan mucho de usar la palabra «chiringuito pero no porque ellos lo digan las entidades lo son». Blasco ha defendido la actividad del CEEI y ha añadido que «ha ayudado a poner en marcha proyectos, nunca ha cobrado gastos de gestión y, además, han presentado toda la documentación que se les ha exigido».

Salinero ha asegurado que la entidad recibe 50.000 euros de subvención, por parte del Ayuntamiento y la Diputación, cada entidad aportaría 50.000 euros, para el fomento del empleo. Por su parte, Blasco ha asegurado que des del año 2010 no recibe «ni un euro de dinero público aunque inicialmente esta prevista una aportación de 30.000 euros de cada una de las instituciones». El CEEI desarrolla proyectos para el fomento del empleo financiados con fondos europeos. Blasco asegura que toda la información sobre la entidad está en expedientes del Ayuntamiento que Salinero «debería revisar antes de lanzar cizaña».

Blasco también ha acusado a Salinero de no enterarse «absolutamente de nada» y no haber aportado «nada desde que está en el Ayuntamiento excepto crispación».

Más información