No se cumplen las expectativas de los comerciantes en el inicio de las rebajas

Los comerciantes esperaban tener un inicio de rebajas con mayores ventas/Cristina López Reques
Los comerciantes esperaban tener un inicio de rebajas con mayores ventas / Cristina López Reques

Después de la mitad de un 2018 marcado por la mala climatología, los comerciantes confiaban en que el calor impulsaría las compras

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

No está siendo un inicio de rebajas según lo previsto. Las ventas caen a cuentagotas y las existencias se almacenan esperando que los clientes lleguen para recuperar el descenso de facturación producido por las malas temperaturas de la primera mitad del año. Se lo están tomando con mucha calma, comenta Julián Vesga, vicepresidente de la Federación de Empresarios del Comercio (FEC). Con más de diez días de rebajas cumplidos no se están cumpliendo las expectativas, reconoce Vesga, quien apunta a que los clientes podrían estar esperando a mayores descuentos.

No obstante, se trata de una situación que no se había producido otras temporadas y las ventas en julio solían comenzar con fuerza desde el inicio. Además, este año, con un invierno más largo de lo habitual, la venta de productos, bienes y servicios de la temporada estival se ha retrasado y el inicio de las rebajas era el momento que desde la FEC esperaban que impulsara las ventas.

Fruto de esa reducción de ventas durante todo el primer semestre del año, Vesga explica que hay muchas existencias en los almacenes y eso también podría haber jugado en contra de los comerciantes. Otros años, esperar a que pasen las primeras semanas de julio habría sido sinónimo de quedarte sin ese artículo que deseas, pero, este año, con un almacén mucho más lleno, la posibilidad de esperar a que se establezcan las segundas y hasta las terceras rebajas y aún poder comprarlo aumentan.

Además, esta sensación de periodo de rebajas tranquilo también la estarían teniendo las grandes multinacionales de la moda, asegura Vesga. Según el vicepresidente de la FEC solo hay que ver que las firmas han adelantado aún más el periodo de rebajas. Eso es porque no han cumplido las expectativas de venta durante la primera mitad del año, señala. Si bien, es cierto que hay picos de ventas en las que los comercios se ven repletos de clientes, pero hay otros muchos momentos valle en los que parece como si no se estuviera en pleno momento de rebajas.

Formación para combatir al comercio online

Por otro lado, el canal de comercialización digital también está haciendo que el comercio físico pierda terreno en el peso global de las ventas. Y para impedir que los clientes pasen a sentirse más cómodos con firmas online, los comerciantes burgaleses llevan tiempo formándose en competencias digitales, conociendo a impulsar su marca en internet y las redes sociales.

A pesar de ello, «aún queda mucho por hacer», reconoce Vesga, quien señala que la incorporación de trabajadores más jóvenes también está facilitando que los comercios se introduzcan en el mundo online. En sus manos está reforzar el peso del comercio tradicional, frente al digital, que incrementa cada año su peso en la balanza de facturación.

Temas

Rebajas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos