La estructura del nuevo puente de Las Rebolledas está completada al 90%

El alcalde, Javier Lacalle, se interesa por los últimos avances en la estructura del puente de Las Rebolledas/IAC
El alcalde, Javier Lacalle, se interesa por los últimos avances en la estructura del puente de Las Rebolledas / IAC

La empresa burgalesa Metálicas Estrumar está terminando las principales piezas de esta infraestructura que permitirá el tráfico rodado sobre el Arlanzón

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Pocas veces se puede decir que una obra pública se está ejecutando con mayor rapidez de la prevista, pero en el caso del puente de Las Rebolledas, que permitirá cerrar la ronda interior, parecer ser así. Al menos, el alcalde, Javier Lacalle, ha visitado esta mañana la fábrica de Metálicas Estrumar, donde se están realizando las diferentes piezas del nuevo puente y ha asegurado que el puente está construido a más del 90%.

Hay piezas que ya han comenzado a trasladarse de la factoría al lugar de la obra porque la intención es que a finales del próximo mes esté preparado todo el material para que la empresa que está construyendo el puente, Herrero Temiño, empiece a instalarlas. Esto tendrá lugar en los primeros días de julio y en septiembre el puente estaría completado para dar paso a la construcción de los viales de cada uno de los extremos.

De hecho, según ha aventurado Lacalle, el vial podría entrar en servicio durante la Navidad. Si bien, el plazo de entrega de la obra termina a finales de febrero, por lo que supone adelantarse notablemente sobre el plazo previsto. En este sentido, el alcalde ha asegurado que «nos gustaría que antes de Navidad pudiese estar en servicio».

En la misma línea, el concejal de Infraestructuras, Jorge Berzosa, que ha acompañado al alcalde en su visita, ha explicado que «hemos salido muy bien del periodo de lluvias, el movimiento de tierras está prácticamente concluido y los plazos que se habían marcado los estamos cumpliendo a rajatabla».

El alcalde, Javier Lacalle, durante la visita a Metálicas Estrumar / IAC

El montaje

Por otro lado, el puente, que tiene un peso de 315 toneladas, se construirá en tres fases. La primera comenzará con la instalación del estribo más próximo a la Universidad de Burgos (UBU), después el de Valentín Niño y, por último, se instalará la parte central.

Con él, se permitirá el tráfico rodado, con dos carriles por cada sentido, así como el paso de bicicletas y de peatones por carriles diferenciados. La infraestructura completará la ronda interior, facilitando el tráfico y completando el Bulevar.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos