Huelga de los empleados de Telepizza en Burgos para exigir el Salario Mínimo Interprofesional

Huelga de los empleados de Telepizza en Burgos para exigir el Salario Mínimo Interprofesional
AIA

La jornada de huelga se realizará el día 20 de septiembre con piquetes en las tiendas y una concentración a las 19:00 horas en el Cid

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Los empleados de Telepizza en Burgos se suman a la huelga. Desde CGT se llama a participar en esta medida el 20 de septiembre para reivindicar su derecho a percibir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Cuponeadores, auxiliares de tienda, repartidores, encargados y subencargados se encuentran en esta situación y, por ello, se realizarán piquetes en las tiendas y a las 19:00 horas habrá una concentración a las en la plaza Mío Cid.

Tal y como ha explicado Jesús Barco, miembro de la asamblea de trabajadores, «en Burgos afecta a 170 personas de cinco centros de trabajo». Estos trabajadores denuncian que no se ha actualizado el SMI, que se incrementó desde el mes de enero de este 2019. De este modo, perciben 4,05 euros la hora, mientras la estimación es que «deberíamos cobrar 1,7 euros más», ha defendido Antea Izquierdo, miembro de la asamblea.

Desde la asamblea aseguran que la huelga «es la forma que tenemos para presionar al empresario tras no cumplir el Decreto Ley desde hace nueve meses» aunque es «ináudito que tengamos que llegar a una situación de movilización, de huelga, pérdida de un día de trabajo y salario simplemente para que se cumpla la ley», ha continuado Izquierdo.

Desde la empresa ya se han pronunciado y han defendido que la subida se efectuará a finales de año, al cuadrar las cuentas. Palabras que no han convencido a los trabajadores. «No nos creemos esa promesa, se debería estar cumpliendo desde principios de año y además habría personas que dejarían de percibir ese dinero al haber dejado antes el trabajo», han apuntado. Han reconocido que «esta semana tenemos un SERLA (Servicio Regional de Relaciones Laborales), la empresa tiene que venir a negociar si no llegamos a un acuerdo continuaremos con las movilizaciones«.

Además, han señalado que este es un problema a nivel nacional, por ejemplo, en Zaragoza ya se llevaron a cabo tres huelgas, «con un 70% de seguimiento». En Barcelona y Reus también lo han secundado, tanto en franquicias como tiendas propias. En estos casos «se consiguió incrementar o,50 euros más la hora trabajada, que sigue sin llegar al salario mínimo pero es una victoria parcial».

Más reivindicaciones

La aplicación del SMI a las categorías de auxiliares de tienda, repartidores, cuponeadores y personal de limpieza es la principal petición de la huelga del día 20 de septiembre, pero no la única. Por otro lado, que esta subida seas proporcional al equipo gerente de encargados y subencargados. Para finalizar, que «se paguen los retrasos desde enero hasta ahora» porque la cuestión del salario mínimo «no es algo meramente económico sino que es una cuestion de dignidad de la clase trabajadora«, ha apuntado Libertad Cerezo, miembro de la asamblea.

Por último, ha querido poner en relevancia el empeoramiento de las condiciones de los trabajadores de Telepizza a partir de 1994. Momento en el que comenzaron con un convenio propio, al segregarse del de hostelería. Esta decisión ha acarreado una pérdida del plus por festivos trabajados, la tercera paga extra, el plus de antigüedad y de nocturnidad (solo en algunas categorías) y parte del plus de transporte.