Marañón confía en que Cs «sea capaz de digerir» el resultado y trabaje unido con Clemente

Vicente Marañón, concejal del Ayuntamiento de Burgos/GIT
Vicente Marañón, concejal del Ayuntamiento de Burgos / GIT

El concejal en el Ayuntamiento de Burgos asegura que «no es prudente hacer declaraciones en caliente» y espera que Bañeres recapacite en su decisión de abandonar Cs

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Era su candidata, así que Vicente Marañón forma parte del grupo de afiliados de Ciudadanos satisfechos con el resultado de las primarias, que por un estrecho margen han convertido a Silvia Clemente en candidata a la Junta de Castilla y León. Sin embargo, el actual concejal en el Ayuntamiento de Burgos prefiere poner el foco en el propio hecho de la celebración de las primarias, «uno de los activos del partido». Y cuyo resultado ahora habrá que «digerir» porque las elecciones «están a la vuelta de la esquina».

Más información

Marañón dice sentirse «orgulloso» por que Cs haya sido capaz de celebrar unas primarias «de verdad» y «competitivas», pues son un síntoma de salud democrática. Inicialmente se presentaron hasta seis candidatos, aunque uno a uno se han ido desmarcando hasta quedar los tres últimos, con un enfrentamiento directo entre Silvia Clemente y Franciso Igea, que ha llegado incluso a provocar una ruptura en el seno de la formación.

Aun así, Marañón ve positiva la celebración de las primarias, «cuyo resultado hay que aceptar», pues «las primarias inmplican esto». El actual concejal por Cs confía en que tanto los que «se siente contentos» como los que están «disgustados», todos, «sean capaces de digerir este resultado rápidamente, por las elecciones están a la vuelta de la esquina». Su postura pasa por unir fuerzas en torno a la candidata ganadora, para ser alternativa de Gobierno en Castilla y León.

«No sé dónde terminaré»

Al margen de la valoración política que pueda suponer la elección de Silvia Clemente como candidata de Cs a la Junta de Castilla y León, la salida de Gloria Bañeres de la formación abre nuevos escenarios políticos, en los que Marañón tendría posibilidades de alzarse con la candidatura a la Alcaldía de Burgos.

Él asegura desconocer su futuro político, aunque aboga por no «precipitarse» en la toma de decisiones y no descarta tampoco que pudiera ir en las listas al Congreso y al Senadao. A las Europeas no va, tampoco a las autonómicas, ha asegurado, pero no ha negado ninguna de las otras dos opciones, aunque lo que sí es cierto es que su futuro tendrá que desvelarse en breve.

«No hay una decisión tomada», afirma, pues al no celebrarse primarias en Burgos, todo queda en manos de la dirección del partido. En Valladolid tienen la lista de propuestas provincial, en la que van Bañeres y Marañón, y si Bañeres se retira, la opoción más clara parece ser Marañón, aunque «hay que ver cómo evolucionan los acontecimientos».

Lo que sí tiene claro es que «estoy decidido a consolidar Ciudadanos en Burgos, y que sea la fuerza política decisiva. Ese es el objetivo».

«Es difícil digerir los resultados, sobre todo cuando han sido tan ajustados», reconoce, pues Clemente ha vencido por 35 votos, pero «es el momento de estar unidos». De ahí que no comparta la decisión de Gloria Bañeres, la portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Burgos, que ya ha anunciado que abandará la formación una vez concluya el actual mandato, pues cree que Clemente «no representa los valores del partido».

«No se pueden hacer declaraciones en caliente», apunta Vicente Marañón, así que espera que Bañeres recapacite y «pasados unos días, con más sosiego, piense que Ciudadanos es un buen instrumento» para mejorar la vida de los burgaleses. «Es mi deseo» y, además, en un partido se debe dar prioridad al interés general frente al personal, «se debe estasr dispuesto a ceder parcela de tuyo para poner el servicio a la comunidad por delante», ha concluido Marañón.