Martínez Nogal: «Mi continuidad no dependía de los cargos, sino de la capacidad de gestión»

Jesús Martínez Nogal ha sido el presidente del CB Miraflores durante sus dos temporadas en LEB Oro. /BC
Jesús Martínez Nogal ha sido el presidente del CB Miraflores durante sus dos temporadas en LEB Oro. / BC

El ya expresidente del Club Baloncesto Miraflores observa los pasos de un club que en solo dos temporadas en LEB Oro consigue la gloria de estar en ACB

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Tiene la mirada tranquila de quien sabe que ha hecho su trabajo sin escatimar esfuerzo. Jesús Martínez Nogal es ya el expresidente del Club Baloncesto Miraflores, un proyecto que, si bien no se marcó entre sus metas directas el ascenso, puede presumir de haber inscrito al San Pablo Inmobiliaria Burgos en ACB. Martínez Nogal lideró la directiva durante estas dos últimas temporadas y lo ha hecho desde la sencillez y el respeto al nuevo entorno en el que le tocaba jugar.

Sin apego al cargo, el ex presidente confiesa que no tenía problemas en hacerse a un lado para que otro llevase la dirección del club, pero su continuidad en la Junta Directiva sí estaba directamente vinculada a sentirse con capacidad de gestión. En el caso de no sentirlo así, Martínez Nogal ha dado paso a Félix Sancho, actual presidente del club -antes vicepresidente- y lo ha hecho sin hacer ruido, como siempre le ha gustado trabajar.

-Burgos por fin es ACB y en buena parte de ello se debe a tu trabajo en pro del baloncesto burgalés. Se ha conseguido lo que parecía imposible materializar el ascenso a ACB, y en solo dos temporadas, ¿cabía en tus planes alcanzar la gloria tan pronto?

-No, no había una meta como tal. Nosotros cuando arrancamos la primera temporada teníamos un objetivo muy claro, mantener un equipo en LEB Oro y competir de la mejor manera posible. Afortunadamente, y con mucha suerte y gracias al trabajo de mucha gente, se consiguió. El objetivo de la segunda temporada era subir un peldaño más, seguir mejorando el resultado de nuestro proyecto y la mejora ha sido sustancial porque hemos conseguido ascender a la ACB.

«Nuestro planteamiento no era desaparecer y dejar a Burgos sin baloncesto»

-Si esta temporada no se hubiese conseguido materializar en los despachos es ascenso deportivo, ¿hubiese significado el final del baloncesto profesional en Burgos?

-No, porque nuestro planteamiento no era desaparecer y dejar a Burgos sin baloncesto, pero indudablemente hubiera sido un golpe durísimo para la afición.

-Realmente el momento clave de lo que se disfruta hoy se produjo con tu decisión de encabezar el proyecto de baloncesto, ¿en qué momento hizo click tu cabeza y empezó a verse presidiendo un club LEB?

-Fue en julio de 2015, cuando se vio que la decisión del Tizona era definitiva y que no iba a sacar equipo en LEB Oro cuando dije ¿por qué Burgos no es capaz de mantener equipos en la élite? A partir de ahí empecé a dar pasos para intentar conseguirlo.

-Andreu, ‘Epi’, la afición, todos quedaban huérfanos después de la gloria alcanzada por el CB Tizona, pero apareció el CB Miraflores y el baloncesto cobró de nuevo sentido. ¿Era una cuestión de fe creer en un deporte que parecía que había tocado su techo?

-Era cuestión de fe creer que Burgos se merece tener equipos en la élite y Burgos es una ciudad y una provincia que tiene capacidad para mantener equipos en la élite. Yo entendía que era peor que no hubiera equipo a que la gente sufriese otro desencanto.

-Y tras dos temporadas dices adiós a la Presidencia del club y lo anticipas con mucho tiempo, ¿qué le llevó a tener tan claro que tu responsabilidad acaba aquí?

-Hace unos meses ya le dije a Félix -actual presidente- que necesitaba rodearse de gente con más capacidad política y, sobre todo, con más capacidad económica que yo, para que este proyecto pudiera seguir creciendo. Esta era mi idea en su momento y las diferentes vicisitudes nos han llevado a que Félix haya dado un paso al frente para encabezar este proyecto y era un motivo más para que yo diese un paso a un lado y dejase que él continuara.

-¿Siente que se precipitó en esa decisión?

No, yo avancé hace unos meses cual era mi intención, pero las decisiones se toman cuando hay que tomarlas, ahora a final de temporada. Nunca he sido partidario de tomar decisiones a largo plazo porque luego las situaciones cambian de muchas maneras.

«Mi continuidad no dependía de los cargos, estaba más vinculada a la capacidad de gestión que pudiera tener»

-¿Qué hubiese hecho falta para que continuases en el CB Miraflores? Si es que se le había planteado esa posibilidad.

-Sí, Félix me ofreció la posibilidad de seguir estando en la Junta Directiva como vicepresidente del Consejo de Administración, pero mi continuidad no dependía de los cargos, estaba más vinculada a la capacidad de gestión que pudiera tener. Así mismo, creo que es un acierto que Félix haya dado un paso al frente y haya asumido la Presidencia y, por lo tanto, tiene que estar rodeado de gente de su entera confianza.

-Ahora Burgos es ACB, ¿está la ciudad preparada para ello?

-Debe de estarlo. Yo he mantenido desde el principio que Burgos y provincia tienen una capacidad a nivel industrial y social suficientes para tener un equipo en ACB. Bien es cierto que para eso tiene que haber unión de todos, desde instituciones y empresas, hasta la afición y el baloncesto burgalés para tener un equipo en ACB. Si todos remamos en la misma dirección Burgos podrá tener y mantener un equipo en ACB.

«Las instituciones han dado un paso al frente para apoyar este proyecto y eso ha sido muy importante»

-¿Percibe que esa unión se está consiguiendo?

-Bueno, creo que las instituciones han dado un paso al frente para apoyar este proyecto y eso ha sido muy importante. Ahora toca que los abonados vuelvan a apoyar mayoritariamente a este proyecto. Es muy importante que la campaña de abonados salga bien y sean muchos los burgaleses que se apunten. Y luego, a nivel de patrocinios, las empresas apoyen también.

-Y, tras un periodo tan exitoso, ¿qué momentos han quedado grabados para siempre?

-Son muchos momentos, pero me quedo con los momentos iniciales, cuando comenzamos el proyecto hace dos temporadas, que eran de muchísimo trabajo, tensión y miedo, pero, sobre todo, de mucha ilusión. Fueron momentos muy duros, muy difíciles, pero, a la vez, muy gratificantes. Y luego, a lo largo de estas dos temporadas, haber conocido a gente dentro del baloncesto que a día de hoy puedo decir que son amigos son momentos impagables. Y, a nivel deportivo, indudablemente, el tercer partido contra Palencia, que fue el culmen de la temporada, fue un momento para guardarlo.

-Entre las felicitaciones que te llegaron tras el memorable partido en Villamuriel de Cerrato, ¿alguna que te hiciese especial ilusión y se pueda contar?

-Las más cercanas, de la gente que nos había visto trabajar y que sabía lo que se había trabajado. Me quedo con las más cercanas sin decir nombres.

-Ahora el Coliseum tomará el relevo del histórico El Plantío, ¿qué te parece el nuevo escenario sobre el que por fin se podrá ver baloncesto ACB?

«El Ayuntamiento tiene que hacer un esfuerzo importante para que el Coliseum sea de verdad un pabellón para jugar al baloncesto»

-Creo que el Ayuntamiento tiene que hacer un esfuerzo importante para que el Coliseum sea de verdad un pabellón para jugar al baloncesto. Es una instalación que si se adecua a las necesidades puede ser una buen escenario, pero insisto, creo que hay que hacer un esfuerzo para que cumpla los requisitos de la mejor manera posible, y ahí el Ayuntamiento tiene que hacer un esfuerzo para tenerlo en las mejores condiciones posibles.

-Y su compromiso con el baloncesto a partir de ahora, ¿hasta dónde llegará?

-Ahora mismo sigo siendo accionista del club y seguiré apoyando como un abonado más y en la medida que pueda ayudar, ellos saben que pueden contar conmigo.

-Es abonado del Baskonia, ¿será contra los vitorianos el partido más especial que disfrutarás la próxima temporada?

-Será, sin duda, un partido muy muy especial porque yo soy burgalés y cuando veía los partidos de Baskonia, un sueño y una ilusión era ver jugar al equipo de Burgos jugar en Vitoria y por fin lo vamos a conseguir. Era una ilusión que tenía, pero ni en los mejores sueños… A veces, cuando ‘Epi’ (entrenador) venía a ver los partidos al Buesa le decía, ¿ves allí ese banquillo? es donde vas a estar tú la próxima temporada y al final se va cumplir.

-En cuanto a los primeros pasos del club en ACB, ¿cómo los percibes?

-Me consta que están trabajando mucho y sé que lo harán de la mejor manera posible.

-El objetivo debe de ser la permanencia, pero el tirón de la ilusión de la primera temporada en ACB podría invitar a pensar en vivir una temporada sin apuros, ¿implicaría esto caer en un exceso de confianza?

-No, yo creo que no. La ilusión hay que tenerla y después la competición te pondrá en tu lugar. Nosotros venimos con una ilusión extra, por encima de los demás, y si eso nos puede llevar a estar por encima de los demás yo creo que nadie se va a poner ni metas demasiado ambiciosas, ni tampoco nos vamos a poner barreras. En definitiva, la próxima temporada es una temporada para ilusionarse y para disfrutarla.

-¿Hasta dónde crees que llegará la masa social del club?

-Me gustaría que se rondasen los 5.000 abonados en las diferentes categorías. Eso sería una masa social para consolidar un equipo en ACB.

-¿Qué te parece la incorporación del Basket Burgos 2002 a la estructura del CB Miraflores?

-Bien. Era un paso necesario y que el club tenía que dar para trabajar con la cantera y había dos opciones, o crear tu propia cantera a costa de los demás equipos o unirte, en este caso, con uno de los clubes de la ciudad y trabajar con esa misma cantera. A mi me parece una decisión acertada.

Para terminar juguemos a los calificativos

Albano Martínez: Muy honesto y muy trabajador.

Diego Epifanio: Trabajador con talento.

Andreu Casadevall: Experiencia.

Félix Sancho: Ganas de seguir creciendo.

Javi Vega: Extraordinaria persona y jugador.

Jorge Garbajosa: Seriedad y con buen futuro.

Fotos

Vídeos