Los profesionales sanitarios vuelven a clamar por mejoras en Atención Primaria

La concentración se ha llevado a cabo en el centro de salud Comuneros/GIT
La concentración se ha llevado a cabo en el centro de salud Comuneros / GIT

Nueve organizaciones científicas de profesionales de Atención Primaria se unen en una movilziación conjunta en Casilla y León para exigir a la administración mejoras

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Médicos de familia, pediatras, enfermeros, fisioterapeutas y profesionales sanitarios vinculados a Atención Primaria siguen en pie de guerra. Tras las numerosas movilizaciones registradas durante los últimos meses, un total de nueve organizaciones científicas vinculadas a la Atención Primaria se han unido para protestar contra el deterioro de los servicios sanitarios y exigir mejoras inmediatas.

Bajo la consigna de que la Atención Primaria de Castilla y León «está en peligro», las concentraciones a las puertas de los centros de salud se han extendido por toda la comunidad. En el caso de Burgos, han sido los profesionales de los centros de salud Burgos Rural y Comuneros de Castilla quienes se han sumado a la iniciativa. Allí, numerosos facultativos han parado durante unos minutos para mostrar su unión en este sentido y leer un manifiesto.

Un manifiesto en el que además de criticar la «pérdida y fuga de profesionales por la precariedad de los contratos», la «sobrecarga asistencial», la «burocratización de las consultas» o la «insuficiente tasa de reposición de profesionales», se exponían varias exigencias concretas, empezando por «una financiación adecuada que llegue, como mínimo, al 25% del presupuesto para Sanidad con un presupuesto finalista para recursos humanos, infraestructura y equipamiento».

A mayores, las organizaciones convocantes (Socalemfyc, Semergen, Semg, Apapcyl, Acalefyc, Aef-Apysc, Ameacyl, Sepeap y Ascalema) reclaman velar «por el prestigio de la Atención Primaria y sus especialistas», mejorar las condiciones de trabajo y reordenar los recursos humanos para ganar en eficacia y eficiencia.

En este sentido, los convocantes consideran «fundamental» mejorar la «capacidad resolutiva» de Atención Primaria. Para ello, se ha de «liberar a los profesionales de actividades que no aporten valor», aumentar la dotación de los centros sanitarios y avanzar en la comunicación entre Atención primaria y los hospitales.