La reforma de las piscinas de verano de El Plantío ya está en marcha

Piscina municipal de El Plantío/AIA
Piscina municipal de El Plantío / AIA

El técnico municipal ya está trabajando en las bases del proyecto de intervención, que se tratrá de incluir en el presupuesto de 2020 | Cs califica de «escandalosa» la situación y cree que la obra es «ineludible»

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

La necesaria reforma de las piscinas de El Plantío ya está en marcha. Por lo menos en los despachos. El equipo de Gobierno la incluyó como promesa en su programa electoral y los socialistas ya se ha puesto manos a la obra, al menos para acometer una primera intervención, que afectaría al vaso familiar, los vestuarios y la enfermería.

Por el momento, el aparejador municipal trabajando en las bases que regirán la redacción del proyecto para dar un importante lavado cara a las piscinas municipales más utilizadas por los burgaleses. La intención del PSOE es que las instalaciones estén en perfectas condiciones para el próximo verano, aunque el tiempo está ajustado.

«Se está avanzando, pero hay que esperar a que haya dinero», explica Levi Moreno, concejal de Deportes. De hecho, el avance en la tramitación se verá frenado durante los meses de verano y se tratará de incluir el proyecto en los presupuestos de 2020, que Daniel de la Rosa comenzarán a preparar a partir del mes de septiembre.

Un problema «escandaloso» que requiere de una intervención «ineludible»

Ciudadanos ha criticado el estado en el que se encuentran las Piscinas Municipales de El Plantío, que ha calificado de «escandaloso». El vaso familiar presenta «serios problemas», ha recordado la edil Rosario Pérez, quien afirma que se encuentra «en estado terminal» por una falta de mantenimiento.

Las consecuencias económicas y medio ambientales son muy importantes, e incluso «irreversibles», apunta, pues se pierden diariamente 1 millón de litros de agua. Ello obliga a estar renovando continuamente el llenado de la piscina y el agua está «helada», lo que hace que muchos usuarios busquen otras instalaciones municipales.

Pérez ha explicado que, con datos de 2018, por las piscinas de San Amaro pasaron 110.000 usuarios el pasado verano. Mientras, en El Plantío fueron 95.000, y eso que son mucho más grandes, ha recordado. El problema «es grave» y el equipo de Gobierno tendría que actuar, pese a que el coste también será elevado.

En 2008 se intervino en la piscina olímpica, con una inversión de 300.000 euros, ha afirmado. También se actuó en la familiar en 2013, y el complejo recibió un lavado de cara en el año 2000. Sin embargo, la piscina familiar no se ha tocado y, como ella, los vestuarios requieren de una importante obra.

Rosario Pérez ha avisado de que estarán muy atentos al estado de las instalaciones deportivas de la ciudad, que se encuentran muy deterioradas por falta de mantenimiento, y exigirán el cumplimiento del Plan Director de Instalaciones Deportivas de 2016. «Burgos se merece unas instalaciones deportivas dignas».

Levi Moreno ha asegurado que, al mismo tiempo, intentarán reservar una partida económica para la redacción del proyecto, y sacarla lo antes posible porque la intervención «es algo prioritario». Debido a las grandes dimensiones de las piscinas, se contemplaría actuar en primer lugar en una reforma del vaso familiar, los vestuarios y la enfermería, comenta el concejal.

Mejoras necesarias

No se trata de la primera ocasión que se habla de los problemas que arastran desde hace tiempo las piscinas municipales de verano de El Plantío. Además de la ya anunciada reforma de la enfermería -que no funcionó durante el pasado verano- y los vestuarios, habría que sumar los trabajos en la piscina familiar que pierde litros de agua diariamente.

Estos problemas se hacen notables también en la recepción de estas piscinas donde es habitual encontrar cubos recogiendo el agua de las goteras.