El himno a Burgos une a cientos de gargantas en la plaza de la Catedral

La banda ha estado instalada en la terraza de la Catedral. / APM

La Plaza del Rey San Fernando se ha llenado de vecinos y curiosos que han desafiado al calor para entonar unidos un cántico que ya va anunciando el final de los Sampedros 2019

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Nunca es mal momento si hablamos de Burgos para entonar el himno a la ciudad. A pesar del calor y el sol abrasador, cientos de burgaleses y curiosos se han concetrado en la Plaza del Rey San Fernando para entonar esas estrofas tan arraigadas: 'Tierra sagrada donde yo nací, suelo bendito donde moriré'...

Este es uno de los actos más esperados y emotivos de los Sampedros. Cientos de gargantas se han reunido para cantar unidas el himno a Burgos. Como ya ocurrió el año pasado, la ubicación ha sido la la plaza de la Catedral. Una novedad ha sorprendido a algunos, la banda no estaba a pie de plaza, como el año pasado, sino que ha tocado sobre la 'terraza' de la seo. De esta forma había más hueco para aquellos que han acudido a cantar el himno pero algunos han lamentado que no se podía ver a los músicos interpretar los acordes.

El acto, como manda la tradición, lo ha presidido la Corte Real, los danzantes, los gigantillos y las diferentes autoridades. En las manos de algunos asistentes estaban los abanicos que algunos establecimientos han repartido con las estrofas del himno. Pocos han tenido que echar un vistazo a la 'chuleta', la letra del himno a Burgos es de sobra conocida en la ciudad.

La interpretación ha corrido a cargo de la Federación Coral de Burgos, la Banda Ciudad de Burgos y Aransbur que, un año más y con los más pequeños como protagonistas, ha interpretado el himno en el lenguaje de signos.

El calor no ha sido impedimento para vivir con fervor un acto marcado en rojo en el programa festivo pero que ya va anunciando el final de los Sampedros 2019.

Más información