Luz Casal: «Uno de mis objetivos en la vida es buscar las distintas verdades»

Luz Casal: «Uno de mis objetivos en la vida es buscar las distintas verdades»
Página web Luz Casal

Luz Casal presenta su último disco 'Que corra el aire' este viernes 6 de julio en el Paseo Sierra de Atapuerca a las 22:30 horas

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Luz Casal será la encargada de iluminar con su voz el Paseo Sierra de Atapuerca el próximo 6 de julio, a las 22:30 horas. La gallega viene a Burgos para presentar su último disco 'Que corra el aire', un trabajo que llega cinco años después de su anterior álbum lanzado en España -'Almas gemelas- en el año 2013. Ella sabe que el público burgalés la espera con ganas ya que han pasado cuatro años desde su último concierto en la ciudad del Arlanzón. En BURGOSconecta hemos hablado con ella para conocer los detalles de su último álbum y de su gira de presentación.

¿Por qué ese título 'Que corra el aire' para su último disco? ¿Es un mensaje con destinatario?

Es un mensaje en general. Es una necesidad de refrescar el ambiente, que se ventile, que no haya posos que incomode, que te den ataques de tos.

¿Cómo definiría este disco? ¿Considera que ha quedado redondo?

Es verdaderamente complicado. Pero destacaría de él que es luminoso, positivo, honesto, con temas muy variados y trascendentales. Es un trabajo del que me siento muy satisfecha, estoy muy agradecida a las personas que han participado en él, al director Ricky Falkner, a los músicos. Sí, considero que ha quedado redondo. Cuando entramos al estudio el nivel de seguridad era muy alto, dejamos que aparecieran las cosas que tuvieran que aparecer pero sabiendo que el material que teníamos era bueno. Teníamos un número de días y consumimos solo la mitad, el resto no hizo falta. Han pasado meses desde que lo acabé y aparte de lo que piense la gente, es un trabajo bien realizado. No me suelo escuchar si no es por motivo de trabajo, nunca me escucho como oyente porque me incomoda pero este disco cuando lo escucho me alegra la vida.

¿Cómo está siendo la acogida del disco por parte del público tras cinco años sin publicar en España material inédito?

He hecho muchos conciertos por medio y otro disco que homenajea a una cantante francesa Dalida, así que no he estado apartada de la música ni del estudio de grabación. Sin embargo, la compensación de este álbum es que después de mucho tiempo de dudas, de trabajos echados a la papelera, al final ha merecido mucho la pena; la sensación que tengo con este disco es como de recompensa. En este caso, tengo la sensación de que hay canciones que ya forman parte del repertorio habitual, que me van a acompañar durante un largo tiempo.

«¿Cómo vas a ponerte delante de la gente si tú eres la primera que sabe que no tiene nada que ofrecer?

A pesar de no haber parado, en realidad sí que ha retomado la actividad de forma más intensa con la presentación de este último trabajo ¿Tenía usted más ganas de público o viceversa?

Insisto en que nunca hemos parado pues hemos girado por Japón o Méjico, por lo tanto, esas ganas, esa necesidad de escenario la he ido rellenando con cada uno de los conciertos, pero sí que había una necesidad de reencuentro con el público español. Después de 'Almas gemelas' llegó el momento en el que dije que hasta que no tuviera algo nuevo que ofrecerle al público en forma de canciones y de escenografía no iba a hacer conciertos en España. Cuando he tenido nuevas canciones es cuando nos hemos puesto otra vez en marcha, está resultando muy intenso, tengo un sentimiento de agradecimiento por todo lo que estoy viviendo este año, por lo bien acogidos que somos allá donde vamos.

¿Por qué ha sido este el momento escogido para volver con un nuevo disco?

Porque hay necesidades, bien sea por un momento personal que te provoca hacer una canción o escuchas una canción de algún colega y te apetece grabarla. Y vas sumando hasta al día de reunir una serie de canciones. Al final, cada trabajo es el reflejo del tiempo que va de un disco hasta el siguiente, en este sentido este refleja mucho este período. Refleja las impresiones, las incomodidades, los fracasos... cualquier cosa que sea digna. Una vez que has pasado los momentos de sube y baja, decides hacerlo y ahí es cuando decides enseñárselo a la gente. Mientras no tengas ese sentimiento no puedes mostrarlo porque consideras que no tienes nada interesante que ofrecer, ¿cómo vas a ponerte delante de la gente si tú eres la primera que sabe que no tiene nada interesante que ofrecer?

«No tengo la sensación de reinventarme, de quitarme o ponerme capas, estoy viviendo»

¿Cómo ha cambiado Luz Casal en este período de tiempo, en estos cinco años como artista?

Tengo la ilusión de crecer, de aprender y en ese sentido he mejorado en lo que escribo, en la composición. Eso es el producto de leer, estudiar, escuchar y de trabajar en algo. Llega un momento en el que dices, voy a primero sorprenderme a mí y luego sorprender a aquel que a pesar de que me siga y siga mi trabajo diga, esto yo no lo había escuchado antes. El factor sorpresa es fundamental, por eso yo lo busco de forma incesante, porque repetir roles o historias no es válido, hay que estar siempre atenta, trabajando. Este tiempo ha tenido como consecuencia algunas canciones que cinco años atrás no hubiera hecho.

¿Cree que ha conseguido reinventarse durante este tiempo?

No me siento identificada con esa palabra, no tengo la sensación de reinventarme, tengo la sensación de estar viva, estar en movimiento, en el presente. El presente me ofrece cosas, sonidos, vivencias que no he tenido antes. Entonces actúo, soy como una esponja, aquello que percibes ahora y no lo habías sentido en tu vida tiene su reflejo en forma de canción, en un sonido, en un detalle que nunca antes has incluido en ninguna de las canciones. Pero no es una búsqueda racional, no tengo ese espíritu, todo lo que aporto de novedad es porque vivo en el presente, recibo estímulos que se convierten luego en canciones, en sonido, en ambientes. No tengo la sensación de reinventarme, de quitarme o ponerme capas, estoy viviendo.

«En el escenario lo doy todo, no me guardo nada para el día siguiente»

'Miénteme al oído' o 'La única verdad' son canciones de este último álbum ¿Le han mentido mucho a Luz Casal?

Sí (entre risas) yo cuando percibo la mentira reacciono con bastante desapego e intento apartarme. La verdad es una búsqueda incesante, es intentar en una extensión grande de terreno encontrar una flor, por diminuta que sea, que te haga sentir que la vida es maravillosa. Uno de mis objetivos en la vida es buscar las distintas verdades que hay y en ello estoy. Ya me he encontrado con alguna en forma de persona que te demuestra de forma sorprendente cómo son de puras, de entregadas, de rectas, aunque a mí me gusten mucho las curvas.

¿Es pronto para preguntar por un próximo disco?

Nunca es pronto, pero no tengo ni idea de cómo lo haría, es algo constante desde le principio de mi carrera, no me pongo a hacer un nuevo álbum, sigo escribiendo, tomo apuntes que hasta que no se convierten en canción no sé qué va a pasar. Voy a hacer otro álbum no sé cómo, ni cuándo ni qué carácter tendrá, lo que sí espero es que tenga la altura que considero que tiene éste.

¿Qué expectativas tiene con el público de Burgos?

Hace cuatro años que no vengo a Burgos, es bastante tiempo pero siempre hemos tenido muy buena aceptación, que ha venido con lluvia, en diferentes espacios. Es un público «prendido», como dirían los mejicanos, que acoge muy bien y eso es una primera historia de la gente, saber que te esperan así da mucho ánimo, me produce mucha ilusión, sabemos que vamos a tener un buen recibimiento. El resto ya es cosa nuestra, nuestro objetivo es darle gusto a gente muy distinta, hacer que se lo pasen bien, rompernos el alma y el cuerpo. Yo lo doy todo, no me guardo nada para el día siguiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos