Entre el 15 y el 20% de los siniestros laborales están relacionados con el alcoholismo, según FAE

Jornada Día Mundial Sin Alcohol. /Ricardo Ordóñez / Ical
Jornada Día Mundial Sin Alcohol. / Ricardo Ordóñez / Ical

El Teatro Principal de Burgos ha acogido la jornada 'En el Mundo del Trabajo 0,0 Alcohol' con motivo de la celebración mañana del Día Mundial Sin Alcohol

ICALBURGOS

La secretaria general de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), Emiliana Molero, ha sostenido hoy en la capital burgalesa que entre un 15 y 20% de los siniestros laborales están relacionados con el alcoholismo «de manera directa o indirecta», durante su intervención en la jornada 'En el Mundo del Trabajo 0,0 Alcohol', organizada con motivo de la celebración mañana del Día Mundial Sin Alcohol.

En este sentido, Molero ha subrayado la necesidad de ayudar a estas personas que tienen este problema porque «no se trata de penalizar ni de sancionar». Por ello, ha recordado que desde hace dos años, en colaboración con los agentes sociales, de la mano con Fundación Proyecto Hombre y con la colaboración de Fundación Cajacírculo e Ibercaja, se lleva a cabo un programa para ayudar individualmente al trabajador que solicita ayuda porque tiene un problema. «Ayudamos a tratar ese problema de drogadicción que tiene porque es un problema de la sociedad y no de la empresa», ha apostillado.

Así, ha incidido en que el objetivo es «ayudar a que se reincorpore a su puesto de trabajo» y ha apuntado que los casos atendidos son 30 en dos años. Se trata, ha explicado, de «casos muy concretos» y ha advertido de que «tienen que solicitar esa ayuda las personas atendidas y se desconoce quienes son por salvaguardar ese anonimato, que tampoco lo conocen las empresas».

«Hemos pedido toda la colaboración de los delegados sindicales y empresas para que cuando se detecte un problema intenten canalizarlo a través de FAE y Proyecto Hombre con este programa que sigue vigente», ha indicado Molero. Además, ha agregado que como acciones concretas que se están llevando a cabo no son solo las jornadas de sensibilización sino que «cuando el trabajador ve que tiene un problema, lo primero que él tiene que hacer es aceptar que tiene un problema y solicitar ayuda».

Por su parte, el secretario provincial de UGT, Pablo Dionisio Fraile, ha calificado la jornada de hoy de «día importante» en cuanto a lo que supone de «mentalización hacia todos». «Nosotros mismos tenemos que pensar que un problema tan importante como el alcohol y la drogadicción en el mundo de la empresa es importante», ha dicho.

Así, ha relatado que «se ha demostrado durante muchos años que el régimen disciplinario no funciona y lo que si que funciona es la atención de todos a los trabajadores». «Un problema tan serio como estos hay que tratarlo de manera individualizada, con absoluto secretismo porque la persona tiene derecho a su anonimato y tenemos que intentar llegar a todos los sitios, incluido el inicio del problema y su próxima rehabilitación y regreso a la empresa», ha exclamado.

Al mismo tiempo, el dirigente de UGT ha abogado por intentar atajar este problema que, si bien ha precisado que es «minoritario» ha advertido de que se trata de un problema «muy peligroso para las empresas, para el ambiente laboral y para los trabajadores». «Los datos son absolutamente marginales, en torno al 2 o 3% pero no tenemos claro los datos que salen a la luz y los que no se acometen», ha dicho. Si bien, ha matizado que «se sospecha de casos que si no están ahora mismo, en los próximos años se tendrán encima de la mesa».

Finalmente, el secretario provincial de CCOO, Ángel Citores, ha confirmado que no se han dado casos de despidos por esta «enfermedad» y ha resaltado que los casos de trabajadores que presentan estos problemas son «los mismos datos que en el resto de la sociedad». «Hay más tendencia a decir que se consume más de lo que realmente se consume pero es un consumo moderado en esta provincia», ha manifestado.

En esta línea, ha señalado que «lo primero que hay que hacer son políticas preventivas de sensibilizar y de cómo dialogar para que se trate como un problema de salud y al final no acabe en las medidas disciplinarias sino en las medidas de inserción en el mundo del trabajo». «Lo importante es que no se pierda el empleo, que el trabajador siga trabajando y tome las medidas para solucionar el problema y para ello tenemos que trabajar toda la sociedad en su conjunto», ha concluido.

 

Fotos

Vídeos