Los videomarcadores de El Plantío y el Coliseum, en el aire

Los videomarcadores de El Plantío y el Coliseum, en el aire

La oposición rechaza los proyectos planteados por el Equipo de Gobierno para ampliar los videomarcadores del Coliseum e instalar unos nuevos en el estadio de fútbol

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Los nuevos videomarcadores del Coliseum y El Plantío tendrán que esperar. Al menos esa es la primera conclusión que se extrae del resultado del Consejo de Deportes del Ayuntamiento de Burgos celebrado ayer. Una reunión en la que los grupos de la oposición hicieron valer su mayoría para bloquear los dos proyectos planteados por el Equipo de Gobierno para ambas infraestructuras.

A pesar de la negativa de la oposición, el Equipo de Gobierno no renuncia a instalar los nuevos videomarcadores

La primera de las propuestas estaba valorada en 23.548 euros y se basaba en la adquisición de sendos paneles para ampliar los actuales videomarcadores del Coliseum, cuyo tamaño ha sido objeto de queja por parte de numerosos aficionados. Se trata, según la concejala de Deportes, Lorena de la Fuente, de «un gasto menor» destinado a mejorar las condiciones de la instalación.

Sin embargo, la propuesta se encontró con el rechazo del resto de grupos, que entienden que no es una prioridad. Además, tanto el concejal socialista Antonio Fernández Santos como la portavoz de Ciudadanos, Gloria Bañeres, recuerdan que la instalación de los videomarcadores actuales corrió a cargo de Mahou-San Miguel en virtud de un convenio que permite a la firma cervecera tener la exclusividad en las barras de la instalación.

Así, defienden, dicho convenio se tendría que revisar para que, en el caso de que se entendiera necesaria la ampliación de los videomarcadores, corriese también a cargo de la empresa. Y todo ello teniendo en cuenta que los videomarcadores actuales son «absolutamente reglamentarios», según Fernández Santos. Vista la situación, el asunto quedó sobre la mesa a la espera de abrir esa línea de trabajo y testar la disposición de la empresa.

Primero, el césped

Un escenario muy similar se gestó durante el debate sobre la instalación de dos nuevos videomarcadores en el estadio municipal de El Plantío. En este caso, la propuesta del Equipo de Gobierno estaba valorada en 131.133 euros y surgía como complemento a las obras de reforma a las que está siendo sometido el estadio.

Siguiendo la misma línea, los grupos de la oposición entienden que los videomarcadores no son prioritarios, toda vez que El Plantío ya cuenta con un sistema de marcadores tradicional. Lo que sí es prioritario, a su juicio, es el cambio del césped. «Si hay dinero para unos videomarcadores, lo hay para sustituir el césped, y eso sí es prioritario», subraya Fernández Santos.

Con todo, la negativa de los grupos de la oposoción ha trastocado los planes del Equipo de Gobierno, que confiaba en poder sacar adelante ambos proyectos cuanto antes. Eso sí, el Ejecutivo local no renuncia a ellos. «Se trata de mejoras» para dos infraestructuras «muy importantes», por lo que es «lógico» que se lleven a cabo, señala De la Fuente. Por eso, y teniendo en cuenta que «la responsabilidad» es del Equipo de Gobierno, «se intentarán sacar adelante» por otra vía.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos