1.000 euros de premio si aciertas donde defeca un buey en Íscar

Cartel anunciador del concurso./C. C.
Cartel anunciador del concurso. / C. C.

La Asociación Raíz Taurina de la localidad organiza un original juego para el 5 de agosto

Cruz Catalina
CRUZ CATALINAÍscar

A menos de dos meses para la celebración de las Fiestas Populares de Agosto de Íscar, la Asociación Raíz Taurina, con la colaboración del Consistorio y la empresa Tauroemoción, ha organizado, con la venta de papeletas, un original juego denominado 'La cagada del buey' que puede reportar al ganador, la noche del 5 de agosto, la nada despreciable cantidad de 1.000 euros.

El concurso se realizará en la plaza de toros previamente al inicio del tradicional encierro urbano nocturno. Para ello, el ruedo estará cuadriculado de forma que cada cuadrado contenga un número, siendo el orden aleatorio, a fin de asegurar que todos los poseedores de papeletas tengan las mismas posibilidades de ganar el premio.

Consistirá en la suelta desde los toriles de un buey a fin de que este se mueva con total libertad por el ruedo y esperar a que defeque y ver en qué cuadrado cae la cagada. La persona que posea la papeleta con el número del cuadrado en el que el buey haya defecado será agraciada con el premio en metálico antes citado, siendo únicamente válida la primera defecación en caso de que realice varias.

En caso de que la deposición caiga entre dos cuadrados se valorará el volumen de la misma, resultado ganador el cuadrado donde haya mayor cantidad. En caso de que la persona poseedora de la papela ganadora no se encuentre presente en la plaza de toros ese día, el premio se guardará hasta que sea presentada, requisito imprescindible, para lo que deberá ponerse en contacto con algún miembro de la asociación.

En el caso de que la papeleta con el número agraciado, que será anunciado a través de Internet y las redes sociales de la asociación, no apareciese un mes después de la celebración, se dará por entendida la renuncia al premio pasando este a la Asociación Raíz Taurina, que podrá disponer del mismo de la forma que mejor estime.