Aplazan el tratamiento veterinario a los bisontes de San Cebrián de Mudá

Un ejemplar de bisonte de la reserva de San Cebrián. /Nuria Estalayo
Un ejemplar de bisonte de la reserva de San Cebrián. / Nuria Estalayo

La Junta comunica al alcalde que no saneará a los animales el lunes y que le informará por escrito sobre la fecha de los temidos controles

Marco Alonso
MARCO ALONSO

«La Junta ha reculado y nos ha llamado para decirnos que el lunes no va a sanear a los bisontes». De esta forma explicó el alcalde de San Cebrián de Mudá, Jesús González, que el temido tratamiento veterinario anunciado para el lunes se retrasará hasta una fecha aún por determinar. «La respuesta ha sido que pueden venir al día siguiente o en cualquier otro momento y que nos informarán de ello por escrito», añadió el alcalde poco después de hablar de esta situación con el Director General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta, Oscar Sayagués.

Este aplazamiento solo retrasa la resolución de un problema, según indica el alcalde de San Cebrián de Mudá. «La Junta está jugando a un juego macabro y, después de nueve años de trabajo, está haciendo tambalear la tranquilidad y el sosiego que estábamos teniendo hasta ahora y que hace que la gente siga viniendo a vernos», explicó.

Más noticias sobre los bisontes

El temor del alcalde por la realización de los saneamientos, que sirven para descartar en los animales enfermedades como la brucelosis o la tuberculosis, viene motivada por los daños que estos controles producen en estos animales salvajes cuando se los encierra. Y es que, el bisonte europeo sufre la denominada miopatía de captura cuando se ve encerrado, se le llena el cuerpo de ácido láctico, entra en barrena y, aunque salga vivo del trance, puede llegar a morir meses después por las secuelas.

La carta que anunciará el saneamiento llegará a la Reserva y Centro de Interpretación del Bisonte Europeo Bison Bonasus, pero el alcalde espera que la Junta reconsidere esta medida. «Hemos conseguido remover conciencias y ofrecer a la opinión pública una información que ha dejado entrever que estos animales tienen que seguir siendo ser salvajes», concluyó.