El centro de Valladolid seguirá cortado al tráfico el miércoles por los altos niveles de polución

Valla que impide el acceso al centro a la altura de la plaza de la Rinconada. /R. JIMÉNEZ
Valla que impide el acceso al centro a la altura de la plaza de la Rinconada. / R. JIMÉNEZ

Empresarios, comercio y hostelería muestran su rechazo a la clausura y subrayan que está causando graves perjuicios económicos

El Norte
EL NORTEValladolid

El Ayuntamiento de Valladolid ha anunciado en la tarde del martes que el centro de la ciudad permanecerá cerrado al tráfico mañana miércoles entre las 8:00 y las 22:00 horas por los altos niveles de contaminación que se registran. Será el cuarto día consecutivo en el que los coches no podrán acceder al cogollo de la capital, una medida que está causando un creciente malestar entre los empresarios que dan servicio en la zona.

La Confederación Vallisoletana de Empresarios y sus organizaciones sectoriales de comercio y hostelería (Avadeco, Fecosva y APEHVA) consideran que el Ayuntamiento de Valladolid debería implementar medidas previas suficientes que eviten llegar a periodos punta como los que se están viviendo estos días, y que les lleva a tomar medidas drásticas, que tienen unas consecuencias económicas adversas y que son soportadas, en exclusividad, por las empresas asentadas en la zona centro.

Zona cortada al tráfico.
Zona cortada al tráfico. / EL NORTE

El Consistorio, por su parte, mantiene que «lo primero» es grantizar la salud de los ciudadanos, al tiempo que recuerda que los niveles de partículas en suspensión siguen siendo elevados, lo que aconseja restringir la circulación. Quedan exentos de la restricción total el transporte colectivo, transporte escolar, bicicletas, vehículos con tarjeta PMR, emergencias, vehículos de residentes y vehículos que dispongan del distintivo cero emisiones y ECO establecido por la DGT, de personas con movilidad reducida, servicios esenciales y servicios funerarios. No podrán acceder ciclomotores ni motocicletas, ni los usuarios de los estacionamientos subterráneos de rotación con accesos ubicados en el interior del perímetro restringido.

Los empresarios creen que una medida tan drástica como es cerrar el centro de Valladolid, debería de ir acompañada de mayores incentivos para la población, como la habilitación de transporte público suficiente y gratuito durante los días que se mantengan cortados los accesos.

«Es imprescindible también el facilitar el acceso de los vehículos de carga y descarga a fin de no dificultar tales procesos en los momentos en que se produzcan cortes a los accesos a la zona central», señalan en un comunicado conjunto.

Según destacan, estos episodios de contaminación se están produciendo en otras ciudades españolas sin que sus responsables hayan llegado a tomar una decisión «tan drástica y dañina» para el tejido productivo de estas localidades. Solo en Asturias y en Valladolid se han aplicado medidas de reducción del tráfico motorizado.

«Consideramos que las políticas de sostenibilidad no deben pasar fundamentalmente por cortes de tráfico y limitaciones de velocidad, considerando prioritario, puesto que el elevado nivel de contaminación no depende exclusivamente del tráfico rodado», destacan. Así, proponen políticas de sensibilización y educación tendentes a reducir el consumo energético y la racionalización en la generación de residuos o medidas tendentes a facilitar y abaratar la instalación de fuentes de energía solar en edificios industriales y de viviendas.

A juicio de estas organizaciones, es conveniente favorecer el acceso al centro de Valladolid con la mejora de los aparcamientos existentes, la construcción de otros nuevos, en especial disuasorios, e incrementar las zonas de aparcamiento de corta duración, entre diez y veinte minutos. De este modo se ayudará a fomentar no solo los accesos, sino también la actividad en el centro de Valladolid.

También es necesario, añaden, contemplar otras alternativas que se han solicitado y comunicado en las mesas de trabajo con el Ayuntamiento de Valladolid, como la ordenación del tráfico, fomentar el uso compartido del coche e incluso establecer un centro de logística de depósito de mercancías para abastecer a la zona centro con un sistema de reparto posterior en vehículo eléctrico para el comercio, la hostelería y las empresas.

«Queremos expresar públicamente el malestar de los empresarios, comerciantes y hosteleros por el grave perjuicio económico que supone el cierre del centro para los vehículos, medida tan excepcional, y que se realiza de forma repentina generando una gran incertidumbre que hace muy difícil llevar a cabo un plan de actuación y ofrecer alternativas a los clientes para que no dejen de visitar el centro de la ciudad, a la vez que poder gestionar los negocios anticipándonos a estas situaciones», subrayan en su comunicado.

Es de destacar, según recalcan, que estas medidas parecen carecer de efectividad, puesto que a la vista de los resultados: «tras cuatro días de corte los niveles de contaminación siguen siendo elevados, por lo que consideramos que los cambios en el clima son más efectivos que estas medidas».

«Como ciudadanos consideramos que lo más importante es la salud de las personas y que se deben tomar las medidas necesarias, pero solicitamos al Ayuntamiento que aporte cifras sobre las incidencias registradas en los hospitales de la capital como consecuencia de los diferentes episodios de contaminación ambiental», insisten.

En su opinión, es necesario valorar la importancia de la actividad económica que desarrollan el sector del comercio y la hostelería en nuestra ciudad con más de 20.000 trabajadores, en los que cada día de cierre al tráfico supone una bajada de su facturación de más de 50 %, que unida a la difícil situación que están atravesando estos sectores puede llevar al cierre de sus negocios y por tanto a una notable subida del desempleo.