Cerca de 300 personas despiden a Monika, la última víctima de la violencia machista

Tras el funeral, los asistentes han compartido una merienda en recuerdo de Monika asenova/BC
Tras el funeral, los asistentes han compartido una merienda en recuerdo de Monika asenova / BC

El funeral se ha celebrado en la localidad soriana de San Leonardo de Yagüe, donde residen familiares de la víctima

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

Alrededor de trescientas personas, en su mayoría de la comunidad búlgara, han despedido esta tarde en el (Soria) a Monika Asenova, de 28 años, asesinada por su marido el pasado lunes en Salas de los Infantes (Burgos).

Los asistentes al sepelio, oficiado en el tanatorio de San Leonardo de Yagüe -distante 34 kilómetros de Salas de los Infantes-, han acompañado al padre de esta nueva víctima de la violencia machista y a las dos hijas de ésta, de 14 y 12 años de edad.

Al entierro han asistido la alcaldesa de San Leonardo, Belinda Peñalba, y el alcalde accidental de Salas de los Infantes, Julián Ruiz, quienes han condenado el asesinato, así como vecinos de ambas localidades y de otros pueblos de la zona, en su mayoría de nacionalidad búlgara, la misma de la mujer asesinada.

«Son momentos muy duros para la familia. Lo que vemos aquí es el apoyo y la respuesta de la gente ante estos actos», ha declarado a Efe Belinda Peñalba, quien ha explicado que el padre de la víctima reside en San Leonardo y ha expresado su deseo de que sea la última mujer asesinada por violencia machista.

Por su parte, el alcalde accidental de Salas de los Infantes, Julián Ruiz, ha manifestado que el asesinato es una noticia que nadie se esperaba en la localidad, porque «nadie conocía que la situación fuese la que era y a todo el pueblo nos tiene muy afectados desde que ocurrieron los hechos, el lunes por la mañana».

Monika Asenova era una mujer muy conocida y querida en Salas de los Infantes, localidad burgalesa que roza los 2.000 habitantes donde llegó hace una década, con una hija de cuatro años y otra de uno. «Llevaba este tiempo trabajando en lo que podía y sacando adelante a su mujer porque su marido había tenido alguna crisis de salud. Ella era el sustento de la familia», ha apuntado.

Ruiz ha añadido que en el pueblo se conocía que la situación de la pareja «no era la más feliz», pero nadie sospechaba que se pudiera llegar a un asesinato porque «de haber sido así se hubiese puesto algún tipo de denuncia». «En la educación hay que tomar medidas y en la cultura también» para evitar este tipo de sucesos, ha reflexionado.

La joven Monika Asenova, de 28 años, descansa ya en la localidad soriana de San Leonardo de Yagüe, donde residía con su padre desde hacía dos semanas después de que su domicilio en Salas de los Infantes resultase incendiado.

El pasado lunes fue atacada con un cuchillo de grandes dimensiones y arrojada por la ventana cuando se desplazó a su domicilio, un asesinato del que su esposo se ha declarado autor confeso, ya a disposición judicial junto a su hermano, éste acusado de maltratar de forma reiterada a su cuñada.

Más información

El asesino confeso ha declarado esta miércoles por la mañana en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Salas de los infantes.

En lo que va de año han sido asesinadas en España veintiocho mujeres por violencia machista, 1.004 dese que el 1 de enero de 2003 se abrió un registro.