El Consulado deniega el registro a una niña nacida en Kiev de un vientre de alquiler

Algunos padres afectados muestran su pasaporte en el consulado. /El Norte
Algunos padres afectados muestran su pasaporte en el consulado. / El Norte

La pareja deberá prolongar su estancia y esperan que su hija pueda obtener el pasaporte ucraniano para viajar a Palencia

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

El Consulado de España en Kiev ha negado la inscripción en el Registro Civil de Alba, la niña de padres palentinos que nació hace 70 días en Ucrania por gestación subrogada. El encargado del Registro Civil Consular es el propio cónsul, Rodrigo de la Viña Muhlak, que en su escrito alegó que «no puede controlar ni considerar garantizada» la protección jurídica del interés superior del menor en los supuestos de gestación por sustitución y tampoco «la veracidad y fiabilidad de los documentos aportados» por la familia. Además, recordó que la Fiscalía ucraniana «mantiene abiertas investigaciones judiciales sobre un posible tráfico internacional de menores», asociado a procesos de gestación por sustitución.

Relacionada

El escrito ha sido un jarro de agua fría para los padres de Alba, Ana y Fernando, que han tenido de rehipotecar su vivienda para poder pagar un vientre de alquiler que les costó entre 35.000 y 45.000 euros y que ahora ven que esos gastos se seguirán incrementando hasta que se logre desbloquear esta situación. «Nos han dicho que vamos a tener que estar aquí otros tres meses y no tenemos dinero para afrontar tantos gastos porque nos lo hemos gastado todo», aseguró la madre, que afirma que el problema se puede agravar. «Mi marido tiene que volver a España para trabajar, pero no se puede ir porque sería abandono de menor, y si no se va, puede tener problemas en el trabajo», añade.

Tras la respuesta negativa del Consulado, esta familia y los demás españoles afectados se pueden amparar en las leyes ucranianas, tal y como apuntó el abogado especialista en prestación subrogada Franco Antonio Zenna. «Según las leyes de allí, estos niños tienen derecho a obtener el pasaporte en el caso de que corran el riesgo de quedarse apátridas, pero el proceso es largo. Esto no lo dan en tres días, se puede prolongar hasta tres meses», aseguró el abogado

Esta negación de la inscripción en el registro llega solo dos semanas después de que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, advirtiera que quienes recurrieran a la gestación subrogada se iban a encontrar con dificultades para inscribir a los bebés en España. «Se trata de una práctica prohibida en nuestro país, es una cosificación del cuerpo de las mujeres» que, además, convierte a los niños en «objeto de transacción económica», afirmó la vicepresidenta en una entrevista a Efe.

Antes de que Carmen Calvo anunciara el endurecimiento de los trámites, los niños nacidos mediante gestación subrogada en Ucrania eran registrados por reconocimiento paterno, por lo que se reconocía al padre genético mediante la aportación de una prueba de ADN que determinaba que el bebé era hijo de un español. Ese reconocimiento permitía que el recién nacido obtuviese un pasaporte español que le concedía la llave para salir de Ucrania y, una vez en España, la madre española adoptaba al menor.

Ana y Fernando, con Alba.
Ana y Fernando, con Alba. / El Norte

Ahora, las cosas han cambiado de repente, tal y como apunta Franco Antonio Zenna. «Se ha hecho siempre así, pero hoy –por ayer– han llegado las primeras resoluciones en las que el consulado español deniega la solicitud de inscripción de estos menores alegando que hay una instrucción de la Dirección General del Registro y Notariado de 2010 en la que se dice que para poder registrar menores mediante gestación subrogada se necesita una resolución judicial en la que se determine si se han respetado las leyes del país en el que se realizó y los derechos de la mujer gestante», explicó el abogado.