Los despidos judicializados se estabilizan y las indemnizaciones rondan los 32 millones

Edificio de Valladolid donde se encuentran los juzgados de lo Social. /El Norte
Edificio de Valladolid donde se encuentran los juzgados de lo Social. / El Norte

Los juzgados de Castilla y León resuelven el último año 15.654 asuntos de conflictos laborales

R. TRAVESÍ/ICALValladolid

Los despidos individuales que llegaron a los juzgados de Castilla y León en 2018 siguieron a la baja, con 4.035 registrados, lo que suponen 37 menos que el ejercicio anterior. Una cifra que dista mucho de los 6.296 contabilizados en 2013. Los asuntos resueltos a favor de los trabajadores o por conciliación fueron 3.220, 17 menos que un año antes y un 32,5% por debajo que hace cinco años.

Las cifras tienen su incidencia en las indemnizaciones reconocidas por los jueces a estos trabajadores que ascendieron a 32,2 millones, un 6,1% menos que en 2017 y un 48,5% de merma con respecto al peor momento de la crisis económica. Por lo tanto, la mejora de la economía regional tiene una repercusión directa sobre el mercado laboral y los conflictos judiciales que generan las relaciones entre empresarios y empleados.

Según los datos que facilitar el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, recogidos por la Agencia Ical, los tribunales de lo Social de la Comunidad contabilizaron el año pasado 7.322 reclamaciones de trabajadores derivadas de su contrato de trabajo, con un aumento respecto a 2017 del 5,5% y un descenso del 20,4% frente al cierre de 2013.

La cuantía media por trabajador se situó en los 10.103 euros frente a los 10.755 euros del año 2017 y los 13.144 euros de 2013, con una rebaja porcentual del 23,1%. La explicación hay que buscarla en que la crisis económica acabó con el despido de miles de trabajadores que contaban con una importante antigüedad. Es decir, las indemnizaciones medias han caído, tras las nuevas contrataciones con la recuperación económica.

En este sentido, cabe destacar que la cuantía media recibida por los trabajadores que alcanzaron un acuerdo con la empresa y los que prosiguieron el proceso hasta su resolución se acercó el año pasado, cuando en 2013 había una diferencia de 5.000 euros, muy marcada por las condiciones económicas y las necesidades de los trabajadores. En concreto, los empleados que en 2018 recibieron un fallo favorable del juez percibieron 10.804 euros mientras que los que acudieron a la conciliación lograron 9.402 euros. Frente a esas cuantías, en 2013 fueron 15.552 y 10.536 euros, respectivamente.

Las cifras que maneja el Ministerio también reflejan que los juzgados resolvieron 4.200 asuntos relacionados con reclamaciones sobre la Seguridad Social. En este apartado, se elevaron un 6,4% en la comparación con 2017 mientras que subieron un 19,3% en relación a 2013. En cuanto a los conflictos colectivos, se contabilizaron el año pasado 97, tres menos que el ejercicio anterior y 65 menos que hace cinco años.

Los juzgados de lo Social de Castilla y León recibieron un total de 15.654 asuntos, frente a los 19.184 de 2013, lo que supone 3.530 menos, con una rebaja del 18,4% en la conflictividad. Los asuntos con sentencia favorable al trabajador ascendieron el año pasado a 1.388 frente a los 1.337 de 2017 y los 2.209 de 2013. Empleo contabilizó 1.458 trabajadores despedidos que acudieron a los tribunales, un 6,1% más que en 2017 aunque un 41,3% más que en 2013. Estos empleados recibieron 15,7 millones de euros, una cuantía que supone un 59,2% menos en comparación con cinco años atrás.

Asimismo, los asuntos por despido que se resolvieron con acuerdo sumaron 1.731, 55 más que en 2017 y 386 más que en 2013. Los juzgados contabilizaron 1.762 trabajadores despedidos, con una caída del 3,7% respecto al ejercicio anterior y de 23,1% del peor año de la recesión. Las cantidades pactadas sumaron 16,5 millones en indemnizaciones, dos millones menos más que en 2017 y 7,6 millones menos que en 2013.

Por otra parte, los órganos judiciales de la Comunidad también recibieron 7.322 asuntos para reclamar cantidades derivadas del contrato de trabajo, un 5,5% más que en 2017. De estos, 2.767 se resolvieron con sentencia favorable, con un incremento del 15,9% respecto al año anterior; y las cantidades reconocidas sumaron 10,5 millones de euros frente a los más de nueve millones del ejercicio pasado. La cuantía media se situó en los 3.806 euros, casi la misma cantidad que en 2017.

En cuanto a las reclamaciones resueltas por conciliación, fueron 1.174, veinte menos que hace un año y un 27% menos que los registrados en 2013. Las cantidades reconocidas ascendieron a 4,3 millones y una media de 3.679 euros.

Provincias

Los asuntos por despidos aumentaron en cinco provincias. Lideró las subidas Soria, con un 69,7% (146); seguido de Ávila, un 12,1% (203); Burgos, un 9,1% (513); León, un 7,4% (1.008), y Salamanca, un 4,7% (485).

Los descensos tuvieron lugar el año pasado en Zamora, con una caída del 21,6% (250); Segovia, un 18,1% (158); Valladolid, un 11% (1.013), y Palencia, con una bajada del 8,4% (259).