Salamanca se postula como referencia para tratar con terapia celular avanzada el cáncer

El doctor Fermín Sánchez-Guido Martín, director del área de Terapia Celular del hospital de Salamanca y del IBSAL. /Manuel Ángel Laya Sánchez
El doctor Fermín Sánchez-Guido Martín, director del área de Terapia Celular del hospital de Salamanca y del IBSAL. / Manuel Ángel Laya Sánchez

Los tratamientos que potencian las defensas inmunitarias del paciente ganan protagonismo

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

Durante años, los tratamientos de cáncer han recurrido fundamentalmente a la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Desde los últimos dos decenios, las terapias que atacan a las células cancerígenas al dirigirse a cambios moleculares específicos han ganado gran protagonismo para tratar algunos procesos oncológicos. La inmunoterapia –terapias que acondicionan y fortalecen al sistema inmunitario de un paciente para atacar los tumores– ha emergido con fuerza y se posiciona como una clara puerta abierta para casos además con poca respuesta a otros tratamientos más convencionales.

Hace escasas fechas, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, anunció la aprobación de la primera inmunoterapia T-CAR financiada en el Sistema Nacional de Salud, la de Kymriah® (Novartis).

Más información

Esta primera terapia financiada irá dirigida al tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda de células B refractaria, «en recaída post trasplante o en posteriores reincidencias en pacientes pediátricos y adultos jóvenes (de hasta 25 años de edad) y para la indicación de linfoma B difuso de células grandes en recaída o refractario tras dos o más líneas de tratamiento sistémico en pacientes adultos». Para desarrollar esta línea de tratamientos, especialistas definen en comités creados a tal efecto la estrategia y los requisitos para que determinados hospitales españoles sean de referencia para estos tratamientos. Y entre los candidatos mejor posicionados no podía faltar el de Salamanca.

Desde el trasplante de médula

El director del área de Terapia Celular del complejo asistencial charro y del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), el doctor Fermín Sánchez-Guijo Martín, explica que Salamanca efectivamente se postula para ser centro de referencia por su trayectoria, preparación y especialización clínica además de por su actividad investigadora.

Entre 600 y 900 pacientes al año podrían beneficiarse en España del fármaco

Este especialista en Hematología repasa que «la estrategia más importante en el mundo de la terapia celular ha sido el trasplante de médula, ya en los años 60 y, sobre todo, en los 70 de forma generalizada para el tratamiento de la leucemia, y con éxito en cuanto a curaciones, muchos lo hacen». Precisa que el hospital de Salamanca «realiza entre 70 y 80 al año, alogénicos (con médula ósea de otra persona)».

El dato

17.421
nuevos casos de cáncer se registraron en 2018 en Castilla y León y 7.483 fallecidos por esta enfermedad. Los más frecuentes son pulmón (1.342), colorrectal (1.142), próstata (510), páncreas (483) y estómago (449).
10.350
enfermos de nuevo diagnóstico fueron varones y 7.071 correspondieron a mujeres.
49.245
son los casos
3.525
con dicha cifra, León es la que más enfermos registra.

Después, revisa, «desde 2000 comenzó a verse que dentro de la médula ósea hay algunas células, no solo de la sangre, sobre todo células madre mesenquimales (multipotenciales primitivas) que podían regenerar huesos, articulaciones, controlar trastornos inflamatorios... comenzaron las investigaciones, en red, para fomentar este uso y en este microambiente, la Agencia del Medicamento aprobó esta terapia fuera ya del trasplante, y como se le considera un medicamento requiere todos los estudios y su luz verde; pero son experimentales», destaca. No quiere dejar pasar el doctor Sánchez-Guijo este punto sin advertir del «uso fraudulento de algunos tratamientos con células madre que se publicitan y que, o no son ciertos, o no tienen los permisos adecuados y no son con células mesenquimales».

El complejo asistencial charro cuenta con el apoyo de Sacyl y «está totalmente preparado» para ponerlo en marcha

Explica que las llamadas T-CAR (del inglés receptor quimérico para el antígeno) proceden del propio paciente y el término alude a la modificación introducida en los linfocitos para obtener una versión específica y más potente contra la célula neoplásica. Es, en definitiva, una manipulación genética para conseguir que una vez de nuevo en el paciente, tras haberlas hecho crecer en laboratorio, luchen contra las cancerígenas. Destaca asimismo este hematólogo que estas terapias empezaron de forma pionera en Estados Unidos y en China con muy buenos resultados.

Eso sí el «impacto es importante, se logran respuestas no observadas hasta ahora; tienen un alto coste para el sistema nacional sanitario, dado que cada tratamiento son 300.000 euros (solo el fármaco sin los costes añadidos de ingresos...) y son terapias de altísima complejidad por la extracción y el tratamiento, porque pueden provocar importantes complicaciones, muy graves, incluso con riesgo para la vida y estancias en la UCI. Debe estar manejado por especialistas con mucha experiencia», defiende Sánchez-Guijo. De ahí, el trabajo en comités para diseñar la estrategia nacional, de la que este experto salmantino forma parte. Trayectoria y experiencia, además de ser hospital de primer nivel y de desarrollar investigación.

Actividades para el Día del Cáncer

Exposición itinerante:
Valladolid
Color verde:
En el marco del Día Mundial contra el cáncer, edificios, calles e instituciones públicas de toda la provincia demostrarán su apoyo a la causa mediante el color verde: con iluminación nocturna, la colocación de paraguas y otras acciones (adjunto documento).

Con respecto a este último punto, este hematólogo señala en trabajo en esta línea de una compañera de especialidad y hospital, la doctora Dolores Caballero Barrigón y precisa que hay también otros hospitales como los de Barcelona, Madrid o Sevilla que también están en primera línea; pero, concreta, que «habrá que establecer centros de referencia para determinadas zonas y habrá comunidades autónomas sin centro autorizado para T-CAR, como ya ocurre con el trasplante de médula, donde Salamanca es referencia para los pacientes extremeños». El volumen de destinatarios de estas nuevas terapias avanzadas de toda España serán, según previsiones, de entre 600 y 900 pacientes potenciales por año.

Salamanca se posiciona por lo tanto, «con el apoyo decidido –remarca– de Sacyl, y de la dirección del hospital y estamos totalmente preparados para asumir este reto, con un trabajo muy duro y con todo en orden para la autorización».

Más de 2.900 enfermos con tumores viven solos en la comunidad

Si las cifras de cáncer aumentan es porque también lo hace la esperanza de vida y a más edad, más probabilidades de padecer un cáncer. El envejecimiento hace pues que cada vez haya más pacientes con cáncer que tienen que enfrentarse a la enfermedad en soledad, personas ya viudas, las que nunca tuvieron pareja o muchas que, aunque con hermanos o hijos, ya «están haciendo su vida y aunque están pendientes, el día a día del tratamiento lo vives solo», dejan su testimonio pacientes en esta situación. A ello se añade que fácilmente la enfermedad y sus duros tratamientos están frecuentemente acompañados de inseguridades, temores y depresión.

Esta es una realidad que un nuevo informe elaborado por el Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de 2019 pone sobre la mesa con motivo mañana del Día Mundial contra el Cáncer. En Castilla y León hay 2.915 enfermos en esta situación y, en toda España, viven un cáncer en soledad 41.753 pacientes, de los cuales la mayoría son mujeres mayores de 75 años y esta situación desciende a la par que lo hace la edad de quien lo sufre.

En cuanto al tipo de cáncer que suelen padecer los pacientes que viven solos, el más común es el colorrectal, seguido del tumor de próstata, pulmón y mama, entre otros muchos. Castilla y León registró 17.421 nuevos casos de cáncer en 2018 y el año se llevó por esta enfermedad 7.483 personas. De los diagnósticos, 7.071 correspondieron a mujeres y 10.350 a hombres, mientras que por provincias, León fue la que acumuló un mayor número de casos diagnosticados, 3.525, seguida de Valladolid, con 3.426.

El tipo de cáncer más detectado fue el colorrectal (2.467 casos), después del cual se sitúan el de próstata (2.014), mama (1.897) y pulmón (1.777). La tasa de incidencia es de 724 nuevos casos por cada 100.000 habitantes.

El mayor número de muertes de debió a cáncer de pulmón, por delante del colorrectal, próstata, páncreas y de estómago, según datos del citado Observatorio.

 

Fotos

Vídeos