Soria

Íñígo de la Serna supervisa las obras de la A-11 manteniendo «el fuerte compromiso con la infraestructura»

Íñigo de la Serna visita las obra sde la A-11 en la provincia de Soria. /Julián García
Íñigo de la Serna visita las obra sde la A-11 en la provincia de Soria. / Julián García

En 2018 se abrirá al tráfico un tramo de 8 kilómetros entre Santiuste y El Burgo de Osma en la provincia de Soria

Isabel G. Villarroel
ISABEL G. VILLARROEL

El fuerte viento en los alrededores de la localidad soriana de Valdenarros dio la bienvenida al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en su primera visita a la provincia de Soria desde que tomó posesión de su cartera. La supervisión de las obras de la autovía del Duero, la A-11, a su paso por Soria le llevó hasta el tramo que une Santiuste con la variante de El Burgo de Osma, con 37,5 millones de euros y 8,4 kilómetros de recorrido, donde anunció que «se pondrá en marcha antes de que finalice el año». Un total de 251 millones de euros es lo que invertirá el Gobierno en la provincia de Soria correspondiente a los seis tramos en ejecución. De la Serna reconoció la situación precaria en la que se encuentra Soria en cuanto a infraestructuras pero aseguró que no paraliza su responsabilidad de ejecutar las obras, eso sí paso a paso.

 Tanto el tramo de La Mallona - Venta Nueva, y el de Santiuste - El Burgo de Osma podrían entrar en servicio este año 2018. Estos tramos, que suman 14 kilómetros de recorrido, son los que tienen más avanzadas las obras en la actualidad.

El único tramo en servicio en la provincia de Soria de la autovía del Duero (A-11) es el de la circunvalación de El Burgo de Osma, abierto al tráfico en 2004.

 En las previsiones se encuentra que en 2019 se pueda terminar el tramo que une San Esteban de Gormaz con Langa de Duero, que tiene 12,8 kilómetros de trazado y está ejecutado al 33 por ciento. El tramo entre Venta Nueva y Santiuste se encuentra al 20 por ciento de ejecución, debido al descubrimiento de una calzada romana en Blacos y la necesidad de preservarla. El tramo entre El Burgo de Osma y San Esteban de Gormaz está pendiente de la compra de Assignia, adjudicataria inicial que entró en concurso de acreedores a finales de 2016. El tramo Langa-Aranda de Duero, apenas al 5 por ciento de ejecución, está pendiente de una nueva licitación de las obras, previsiblemente en este 2018.