El juicio por la imagen del fundador de Grupo Pesquera se celebrará el 20 de junio

Alejandro Fernández, el pasado 12 de febrero en Valladolid./Rodrigo Jiménez
Alejandro Fernández, el pasado 12 de febrero en Valladolid. / Rodrigo Jiménez

Alejandro Fernández mantiene la demanda contra la empresa que fundó y que ahora controlan su esposa y tres de sus hijas

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

El caso Pesquera sigue adelante y llegará a juicio. El fundador del grupo vitivinícola, Alejandro Fernández, mantiene la demanda contra la sociedad de la que fue apartado y que ahora controlan su esposa y tres hijas bajo la nueva denominación Familia Fernández Rivera. La audiencia previa celebrada este martes en el Juzgado de Primera Instancia 9 de Valladolid, el último paso para evitar el proceso en los tribunales, ha finalizado sin acuerdo, después de que las dos partes mantuviesen sus posturas iniciales. Alejandro Fernández considera que se ha hecho un uso ilícito de su imagen al utilizar su reclamo en la identidad corporativa del grupo sin su consentimiento. Por eso, solicita 30.000 euros en concepto de daños morales. La empresa considera que la imagen del fundador es un bien patrimonial de la sociedad que dejó de estar en su ámbito de disposición y que puede ser utilizada. El juicio está fijado para el 20 de junio en el Juzgado de Primera Instancia número 9 de Valladolid.

La web del Grupo Pesquera ha sufrido una remodelación tras el cambio de nombre de la empresa, pero aún se pueden encontrar referencias a Alejandro Fernández en enlaces de la página antigua y a través de buscadores. En la web anterior, todavía disponible, se señala que el fundador «supervisa hasta el último detalle de todo lo que sucede en sus bodegas».

Captura de pantalla de la web antigua de Grupo Pesquera, aún disponible en Internet el 16 de marzo de 2019
Captura de pantalla de la web antigua de Grupo Pesquera, aún disponible en Internet el 16 de marzo de 2019 / El Norte

«Es verdad que ha habido un cambio de la imagen corporativa, en la que se da mayor protagonismo a otros miembros de la familia, pero se sigue utilizando la imagen de Alejandro Fernández en la web del grupo», explica Luis Ruiz, uno de los abogados del demandante, que argumenta que Fernández está sufriendo «un daño moral».

«El derecho a la imagen es uno de los derechos fundamentales, regulado en una ley orgánica, que establece que es irrenunciable. Puede haber cesiones puntuales, pero lo normal es plasmarlo por escrito o acreditarlo. La empresa no aporta ninguna prueba de esa supuesta cesión», añade Ruiz.

Alejandro Fernández, con un 40% de las acciones, fue apartado de sus cargos en el Grupo Pesquera por su esposa, Esperanza Rivera (otro 40% del accionariado), y tres de sus hijas (20% del capital social), como recogió el Boletín Oficial del Registro Mercantil del 30 de noviembre de 2018. Sin embargo, su imagen siguió como reclamo principal en la web corporativa del grupo vitivinícola hasta el cambio de denominación a Familia Fernández Rivera. «Se ha ocasionado una lesión en su derecho fundamental durante todo ese tiempo. Aunque se hubiera quitado todo, que no se ha hecho, el derecho se ha vulnerado y se tiene que resarcir. Porque, además, eso no implicaría que la empresa no pudiera volver a hacerlo si no existe una decisión judicial que se lo impida», finaliza Luis Ruiz.