El legado de Leticia Rosino

El exbaloncestista Fernando Romay inaugura la Feria 'El mundo rural de Leticia Rosino', que se celebra en Tábara (Zamora) los días 11 y 12 de mayo en memoria de la joven asesinada en mayo de 2018 en Castrogonzalo./J. L. Leal / ICAL
El exbaloncestista Fernando Romay inaugura la Feria 'El mundo rural de Leticia Rosino', que se celebra en Tábara (Zamora) los días 11 y 12 de mayo en memoria de la joven asesinada en mayo de 2018 en Castrogonzalo. / J. L. Leal / ICAL

La localidad zamorana de Tábara rinde homenaje a la joven asesinada en mayo de 2018 en Castrogonzalo y clama por cambios en la Ley del Menor

JUANMA DE SAÁ/ ICALZamora

Cientos de personas abarrotaron este sábado el Pabellón de Deportes de Tábara (Zamora) para asistir a la primera edición de la Feria 'El mundo rural de Leticia Rosino', organizada en defensa del futuro de la comarca y en señal de homenaje y reivindicación por la Fundación que lleva el nombre de la joven asesinada en mayo de 2018 en el municipio de Castrogonzalo. «La Fundación Leticia Rosino empieza a andar desde hoy. Tenemos muchos proyectos y hemos de trabajar duro pero lo vamos a hacer. Contamos con toda vuestra ayuda, no solo a nivel económico. Escucharemos a todos quienes quieran contactar con la Fundación», afirmó Inmaculada Andrés, madre de Leticia, durante la inauguración de la Feria.

«La prioridad es el cambio de la Ley del Menor. Estamos recogiendo firmas. Quiero que todo el mundo tenga presente a Leticia y ayudar a posibles víctimas como nosotros, que nos encontramos completamente desamparados», añadió.

Inmaculada Andrés se dirigió a los presentes en el Polideportivo antes de que el exbaloncestista Fernando Romay inaugurara oficialmente la Feria. «Es un momento especial. Toda mi vida jugué al baloncesto, que significa dar ilusión a los demás. Gente que nos seguía se ilusionaba cuando metía una canasta y los que no, se ilusionaban cuando la fallaba. Era más la ilusión de los segundos pero lo nuestro era crear ilusión», bromeó. «Esta ilusión es lo que se traslada aquí. Doy la enhorabuena a la familia. Tenéis todas las razones del mundo para estar cabreados, muchas más para estar dolidos pero queréis crear algo que era lo que llevaba Leticia a gala: la ilusión por hacer grande lo más suyo, los productos de esta tierra. Estáis creando ilusión», subrayó.

El Polideportivo de Tábara y su entorno ofrecían un aspecto claramente festivo, apoyado por un sol espléndido y el ir y venir de un gran gentío, aunque en el ambiente subyacía la sensación grave y la pesadumbre de la injusta ausencia de Leticia Rosino y la desazón ante la sensación de que la balanza de la justicia sigue «sumamente» desequilibrada.

El conjunto quedaba aderezado por el olor a comida, fundamentalmente el de una tonelada de quesos en pleno proceso de fundición en una enorme olla para intentar batir el récord del mundo con la mayor fondue jamás elaborada, en esta ocasión, bajo los atentos cuidados de Pedro Mario Pérez, de El Ermitaño (Benavente, Zamora), Juanjo Pérez, de Cocinandos (León), y Víctor Gutiérrez, de Chez Víctor (Salamanca), tres cocineros con estrella Michelin.

Durante la inauguración, Romay reclamó la presencia de Pedro Mario Pérez, con quien mantiene una estrecha amistad desde hace años, y desató las risas de los presentes al poner en serias dudas las habilidades baloncestísticas del chef, contra quien jugó en un legendario partido de veteranos en el pabellón La Rosaleda, de Benavente, hace 15 años. «Esta ilusión es la que nos ha traído a todos y la que ha hecho posible que todos nosotros estemos aquí, trayendo lo mejor de lo que hacen estos productores cada día. Entre ellos, Pedro Mario, del que decíamos qué buen cocinero eres jugando al baloncesto, aunque era malísimo», ironizó. «Este cocinero nos da ilusión. Cada vez que paso por Benavente, delante de El Ermitaño pienso que ojalá me paguen bien y puedo entrar ahí porque bueno es pero barato, no», agregó, con sorna, antes de brindar por Leticia Rosino. «Va por ella», dijo.

Imágenes de la feria 'El Mundo Rural de Leticia Rosino'. / Ical

Emoción

Pedro Mario Pérez protagonizó una alocución breve y llena de emoción, al reconocer los sentimientos contradictorios que le producía encontrarse en una situación así. «Estoy encantado de estar aquí pero no quisiera haber estado aquí por el motivo que estoy», señaló, interrumpido por una salva de aplausos. «Aportamos nuestra voz y nuestras manos, junto con las de dos chefs maravillosos como Juanjo y Víctor, dos genios. Leticia, no te vamos a olvidar. No te vamos a olvidar. Por ti, ¡guapa!», concluyó, levantando la copa para brindar con la madre y el tío de Leticia y con Fernando Romay.

Más información

Por su parte, Santiago Andrés incidió en el deseo de «hacer realidad una de las ideas» de Leticia para «poner en valor esta tierra» y que toda la comarca gozara de «la mayor difusión posible» en una iniciativa que nace con la intención de perpetuarse en el tiempo. «Ella quería que su tierra tuviera futuro y pensaba que esos productos había grandes posibilidades para conseguir que la zona no cayera en el olvido», insistió.

Una treintena de empresas de productos y servicios de la tierra respondió a la llamada de la organización para atraer a visitantes y contribuir a cumplir el sueño de la joven. Durante todo el fin de semana, participan en la cita firmas de los sectores como alfarería y cerámica, vino, cárnicas, chocolates, dulces, fotografía, miel, lácteas, licores, panadería, quesería, la Indicación Geográfica Protegida Ternera de Aliste, caracoles, el grupo de acción local Adata y la propia Fundación Leticia Rosino.

Además, se han organizado talleres de madera, cerámica, alfarería, vino, licores, yogures, madera, panadería, hamburguesas y cerveza, así como actividades para menores y actuaciones musicales de las Aulas de Música de Aliste y Tras-os-Montes, Luis Antonio Pedraza y el Grupo de Paloteo de Tábara.

La monumental fondue, acompañada por cantidades industriales de rebanadas de pan, se elaboró con 350 kilos de emmental, otros 350 de gruyer y 300 de mezcla de cabra y comté, según detallaron los chefs con estrella Michelin. Además, se añadió ajo, 150 litros de vino blanco seco rebajado con 45 litros de agua y cinco litros de orujo Tostadillo. Toda la mezcla, adecuadamente trabajada con la madre de todas las batidoras durante más de tres horas, ya que «la fuente de calor que tenemos no es la idónea y tenemos que ir adaptándonos a las circunstancias», según comentó Pedro Mario Pérez, da holgadamente para unas 5.000 personas, «dependiendo de lo que se unte».

La Feria seguirá abierta hoy, hasta las 20.30 horas, y mañana, domingo, día 12 de mayo, de 11 a 19.30 horas, de forma ininterrumpida. La organización ha habilitado un servicio gratuito de autobuses desde la capital zamorana para facilitar la asistencia más allá de la propia comarca.

Antes de la clausura, habrá un sorteo especial para todas las personas que hayan hecho alguna compra durante la Feria, cuyos premios son dos grandes cestas de productos y sendas camisetas firmadas por los jugadores del Real Madrid y por los del Athletic Club de Bilbao. «Está saliendo genial. En Tábara y mercado el sábado y la gente se ha animado a venir en masa. Estamos muy satisfechos», reconoció Santiago Andrés. «Lo realmente importante es que tanto los expositores y el público contribuyan a que esta feria se consolide y que, en última instancia, demostremos a los legisladores que somos capaces de hacernos oír», recalcó.

En este sentido, el tío de Leticia insistió en que si los legisladores «con incapaces de escuchar la voluntad del pueblo, que pide que se modifique y se adapte de forma adecuada la Ley del Menor, vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para conseguirlo, con el apoyo de mucha gente en todas partes».