León y Valladolid encabezarán el crecimiento «generalizado» de la economía de Castilla y León en 2019, según Unicaja

Felisa Becerra, de analisis económicos; y Margarita Serna, directora territorial de unicaja Banco, durante la presentación del número 16 del informe trimestral 'Previsiones Económicas de Castilla y León', elaborado por Analistas Económicos de Andalucía. /Ical
Felisa Becerra, de analisis económicos; y Margarita Serna, directora territorial de unicaja Banco, durante la presentación del número 16 del informe trimestral 'Previsiones Económicas de Castilla y León', elaborado por Analistas Económicos de Andalucía. / Ical

Ambas provincias, junto con Salamanca y Soria, se sitúan por encima de la media de incremento regional para este año

El Norte
EL NORTEValladolid

Las provincias de León y Valladolid liderarán el crecimiento de la economía de Castilla y León durante este año, con un 2,8% de variación, frente a un 2,3% de media regional y un 2,2 nacional, según las estimaciones que recoge el informe número 16 de Unicaja Banco, elaborado por la sociedad de estudios del Grupo, Analista Económicos de Andalucía.

«El crecimiento de la actividad económica es generalizado en todas las provincias pero más moderado que en 2018», según señaló la coordinadora del informe, Felisa Becerra, durante la presentación realizada hoy en la sede de Unicaja en Zamora. De esta forma, según las estimaciones de crecimiento del Indicador Sintético de Actividad, las provincias de León y Valladolid registrarán las tasas más elevadas, seguidas por Salamanca y Soria, que también se sitúan por encima de la media regional, con un 2,4%.

Por su parte, Segovia crecerá al 2,3%, el mismo ritmo que el conjunto de la Comunidad Autónoma, seguida por Burgos, con el dos por ciento; Zamora, el 1,9, y Palencia y Ávila, ambas con el 1,7% de previsión de crecimiento.

Provincias

La provincia de Ávila experimentó un crecimiento interanual de la actividad económica del 2,4% en el tercer trimestre de 2018, en parte por un «mayor dinamismo» de la actividad inmobiliaria y el «mejor tono» de varios indicadores de demanda, como la matriculación de turismos, que aumentó un 13,1% hasta noviembre de 2018. La previsión para todo 2018 apunta a un 2,2%.

Por su parte, la provincia de Burgos, que creció en el tercer trimestre un 2,8% interanual, ligeramente por debajo de la media regional, que fue del 3,1%, registró un aumento del empleo industrial y se prevé un crecimiento para el pasado ejercicio del 2,7%.

El crecimiento de la provincia de León estimado para 2018 se sitúa en el 3,1%, una décima más que el autonómico, y se «anticipa» para 2019, según el informe de Unicaja, una desaceleración de tres décimas en el ritmo de crecimiento. El incremento interanual de la economía al tercer trimestre fue del 3,5%.

La actividad económica en la provincia de Palencia creció un 2,4% en el tercer trimestre de 2018 respecto al mismo período de 2017, con una «contracción» del empleo y de la demanda, aunque mejores índices en cuanto al turismo y el mercado inmobiliario. El conjunto del año se cierra con una previsión de crecimiento del 2,3%.

En cuanto a Salamanca, el crecimiento interanual al tercer trimestre de 2018 se sitúa en el 3,1%, gracias a la demanda interna y externa y al repunte de la actividad inmobiliaria, si bien el empleo disminuye un 1,2%. El índice global para 2018 se estima en el tres%.

La provincia de Segovia experimentó un crecimiento de la actividad económica interanual al tercer trimestre de 2018 del 2,8% y cae una décima en cuanto a las previsiones para todo el año. Mantiene una evolución favorable de la demanda interna, las exportaciones y el sector inmobiliario.

En el caso de la provincia de Soria, registró un crecimiento interanual del tres% al tercer trimestre por un empeoramiento del empleo y un «peor tono» en el sector turístico, aunque algunos indicadores de consumo mostraron tendencia al alza. El cierre de 2018 mantiene la tónica y sigue en el tres%.

Valladolid experimentó uno de los mayores avances de Castilla y León durante el período descrito, con un incremento interanual de la actividad económica del 3,5% en el tercer trimestre y una previsión del 3,4% para todo el año. El «dinamismo» responde al «buen tono» del empleo y al repunte de la actividad inmobiliaria.

Por último, Zamora cerró el tercer trimestre con un aumento del 2,5% respecto al mismo período de 2017, con un comportamiento menos favorable del empleo y de la demanda interna y un impulso de la actividad hotelera la demanda inmobiliaria y la dinámica empresarial. La previsión para el cierre de 2018 es del 2,4%.

 

Fotos

Vídeos