Mañueco encomienda al burgalés Ángel Ibáñez presidir las Cortes en la recta final de la legislatura

Ángel Ibáñez, primero por la izquierda, durante una Junta de Portavoces de las Cortes. / Ical

El sustituto de Silvia Clemente forma parte de la dirección del grupo parlamentario desde 2015 y ocupará la plaza que dejó vacante el pasado jueves la política segoviana

S. E.

El procurador burgalés Ángel Ibáñez será el nuevo presidente de las Cortes de Castilla y León. Alfonso Fernández Mañueco encomendará a Ibáñez que se ponga al frente del parlamento autómico en la recta final de una legislatura a la que le quedan dos plenos ordinarios en marzo.Así lo han confirmado fuentes del grupo popular, que se ha reunido minutos antes del pleno institucional para la celebración del aniversario del Estatuto de Autonomía que celebran las Cortes a las 12:00 hora de hoy.

Ramiro Ruiz Medrano, vicepresidente primero de la Mesa de las Cortes, asumió el jueves la presidencia en funciones, tras la renuncia de Silvia Clemente. De las dos posibilidades que se han barajado, que continuara Ruiz Medrano y el PP terminará el periodo en minoría en la Mesa de las Cortes (ahora tiene dos representantes de cinco) o que se nombrara un nuevo responsable, Alfonso Fernández Mañueco ha optado por esta última solución.

Ibáñez dará el relevo a Ruiz Medrano, que superó hacer un año un grave problema coronario. Hasta que tomen posesión los nuevos procuradores se mantendrá al frente de la Diputación Permanente de las Cortes.

Ángel Ibáñez ha llevado a cabo una sólida labor en el equipo de portavoces parlamentarios del PP. Ha sido la voz popular en la comisión de investigación sobre los sobrecostes dels Hospital de Burgos y es uno de los parlamentarios populares más solvente en el debate. Llegó a las Cortes en 2015 tras desempeñar el cargo de teniente de alcalde del Ayuntamiento de Burgos. A él le tocó dar la cara en los disturbios sociales de Gamonal.