MasterChef eleva la gastronomía de Zamora en su grabación en la capital zamorana

Grabación de un programa de Master Chef en la plaza de la Catedral de Zamora. /María Lorenzo-Ical
Grabación de un programa de Master Chef en la plaza de la Catedral de Zamora. / María Lorenzo-Ical

El programa no tiene fecha de emisión, pero corresponderá a la séptima temporada del espacio culinario

El Norte
EL NORTEValladolid

La productora del concurso de televisión Masterchef ha grabado este miércoles la prueba de exteriores de uno de los programas de su séptima temporada en la plaza de la Catedral de Zamora para dar protagonismo a la gastronomía de la provincia y los productos Tierra de Sabor de Castilla y León.

En la prueba, los concursantes han ofrecido un menú a sesenta comensales entre los que han figurado agricultores y ganaderos de la provincia de Zamora, según han informado a Efe fuentes de la productora, que han agregado que el programa destacará el patrimonio románico y el potencial de Zamora como ciudad gastronómica.

Para ello, los concursantes han elaborado en unas cocinas instaladas junto a la Catedral un menú que se ha servido en el claustro catedralicio para el que se han utilizado ingredientes como el garbanzo de Fuentesaúco, el Queso Zamorano con Denominación de Origen o el Vino de Toro, entre otros.

Los tres integrantes del jurado del concurso han apreciado en declaraciones a los periodistas la gastronomía zamorana, como «un buen lechazo, la ternera o el queso maravilloso», ha declarado el cocinero Pepe Rodríguez.

También ha resaltado los paralelismos entre su tierra de origen, Toledo, y Zamora al ser una ciudad «muy pequeñita, que te la recorres andando y tan monumental».

Por su parte, Jordi Cruz ha subrayado que productos como el garbanzo de Fuentesaúco te permite «infinitas posibilidades» a la hora de cocinarlo y en el programa que se ha grabado en Zamora han optado por utilizarlos con «una receta más internacional».

Grabación de un programa de Master Chef en la plaza de la Catedral de Zamora.
Grabación de un programa de Master Chef en la plaza de la Catedral de Zamora. / María Lorenzo-Ical

Con ganas de un arroz a la zamorana

Samantha Vallejo-Nágera, que ha confesado que se ha quedado con ganas de probar un arroz a la zamorana, ha deseado «larga vida a MasterChef» y ha destacado que en la séptima temporada del programa sénior que se graba actualmente tiene como aliciente que los tres miembros del jurado «estamos compitiendo entre nosotros».

Además, la nueva temporada reserva «giros inesperados» en las pruebas que se plantean a los concursantes, que siguen el formato habitual pero sin la presentadora Eva González.

Al respecto, la cocinera Samantha ha indicado que al existir en la nueva edición un contacto más directo con los concursantes el programa es «más tenso y más emocionante».

Hasta la capital zamorana se ha desplazado un equipo formado por setenta y cinco personas entre técnicos de imagen, sonido, iluminación, equipo de producción y de asesoramiento culinario.

El programa grabado en Zamora se verá a mitad de la séptima temporada, para la que aún no está fijada la fecha de emisión.