Muere a los 93 años el rejoneador Ángel Peralta, hijo adoptivo de Medina de Rioseco

Estatua en honor a Ángel Peralta en Medina de Rioseco./El Norte
Estatua en honor a Ángel Peralta en Medina de Rioseco. / El Norte

El Ayuntamiento de la localidad vallisoletana ha decretado un día oficial de luto

MIGUEL GARCÍA MARBÁN

El mundo de los toros está de luto. El afamado rejoneador sevillano Ángel Peralta (Puebla del Río, 1925) ha fallecido hoy a los 93 años a causa de un «fallo cardiaco», según han informado a Efe fuentes allegadas. Durante muchas décadas del siglo pasado, el conocido como el Centauro de las Marismas encabezó el escalafón de rejoneadores con notables triunfos en las plazas de toros más señeras.

Galería de fotos

La noticia de la muerte del rejoneador ha sido recibida con gran tristeza de una forma especial en Medina de Rioseco, donde Peralta organizó durante más de 50 años un festival taurino a beneficio de la residencia de ancianos de la localidad.  Antonio Ordóñez, El Niño de la Capea, Curro Romero, Paco Camino, Jaime Ostos, El Cordobés, Palomo Linares o el Litri son algunos de los afamados matadores de toros que pasaron durante aquellos gloriosos festivales por el coso del Carmen.

Todas sus buenas acciones por este municipio hicieron que se ganara el cariño de los ciudadanos y que le otorgaran méritos como la Cruz de Beneficiencia, la Cruz al Mérito Civil y la Medalla de Bellas Artes. Finalmente el Ayuntamiento le otorgó el título de hijo adoptivo.

El Ayuntamiento riosecano ha decretado un día oficial de luto. Su alcalde, David Esteban, conocía la noticia en Sevilla, lo que le permitirá trasmitir a la familia el pésame y cariño de todos los riosecanos.

Ángel Peralta, en la feria del Pilar de Zaragoza de 2015.
Ángel Peralta, en la feria del Pilar de Zaragoza de 2015. / AFP

 

Fotos

Vídeos