La ONCE celebra su 80 aniversario con una exhibición de perros guía en las Cortes de Castilla y León

La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García participan en las Cortes en la exhibición de perros guía organizada por la ONCE. / Miriam Chacón / ICAL

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, resalta el trabajo de la organización en el desarrollo de la Ley de Perros de Asistencia y apela al consenso para aprobarla en esta legislatura

El Norte
EL NORTEValladolid

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, destacó hoy el trabajo de la ONCE para desarrollar la denominada Ley de Perros de Asistencia y apeló al consenso de todos los grupos políticos en las Cortes para poder aprobarla en esta legislatura. «Han sido años de trabajo, también con apoyo del Cermi, y básica la aportación de la Fundación ONCE por la experiencia adquirida con animales guía por personas con discapacidad visual. Ahora la ley, tras ser aprobada por el Consejo de Gobierno en septiembe, ha llegado a las Cortes y es el momento de pedir respaldo para aprobarla con el objetivo de hacerlo antes de terminar la legislatura», dijo en declaraciones recogidas por Ical.

García, que ha trasladado hoy su felicitación a todas las personas que forman parte de la ONCE por sus 80 años de existencia en un acto celebrado en el hemiciclo de las Cortes, dijo que la Ley de Perros de Asistencia supondrá un paso más hacia la igualdad de oportunidades real para las personas con discapacidad. «Se podrá acceder con estos animales a más espacios, no solo los públicos, si no también los privados y llegar a otras personas con discapacidad distintas a la visual, es decir a quien padece autismo o diabetes. Para ellas poder disponer de un perro asistencia les facilitará tener una mayor autonomía en su vida personal», dijo.

En ese sentido, la consejera sostuvo que la citada ley tiene una aplicación amplia al permitir a la personas con discapaciad deambular, moverse junto a su perro guía en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos. «Es relevante que lo hagan en entornos en los que su reconocimiento era difuso o no existía, como al ámbito laboral y el puesto de trabajo, o los espacios de titularidad privada de uso colectivo pero que no son propiamente lugares de acceso público. Al mismo tiempo, la ley trata de detallar al máximo los elementos que configuran y delimitan el ejercicio del derecho de acceso al entorno, especificando las normas precisas para garantizar su efectividad», agregó.

También destacó el trabajo legislativo que la Junta ha desarrollado «de la mano de la ONCE», poniendo en acento en esta ley, para laque se espera el mayor consenso posible, «ya que supone un gran avance en la potencuación de la asistencia a la discapacidad en Castilla y León». Además, en su intervención en este acto de celebración en el hemiciclo de las Cortes, resaltó la evolución conseguida por la sociedad en materia de discapacidad en los últimos años y el papel de la ONCE «que está en la vanguardia de esa evolución y revolución social a favor de la igualdad y de la plena inclusión de las personas con discapacidad».

Tras el acto institucional de celebración de su 80 aniversario, la ONCE organizó en el hall de las Cortes de Castilla y León una exhibición de perros guía, ámbito en el que esta entidad cuanta con una experiencia contrastada, para que los asistentes pudieran comprobar cómo estos perros realizan su trabajo de apoyo a las personas con discapacidad.

Agradecimiento de la ONCE

Por su parte, el delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez, agradeció a las Cortes y a su presidenta, Silvia Clemente, la oportunidad de poder celebrar en el hemeciclo esta efeméride, y el apoyo de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, y a el de su titular, Alicía García, «el trabajo conjunto que se hace todos los días en un proyecto que representa mucho para la sociedad castellano y leonesa y española».

En su opinión, la ONCE «sigue siendo un valor muy importante» al estar todos los días «en la calle y a pie de obra, con la gente y haciendo lo mejor que sabe hacer, que es prestar apoyo a la personas ciegas, y especialmente crear empleo, que es básico».

Perros guía y juego responsable

Por ello reclamó a todas las personas y entidades que apoyar esta labor social desde hace ocho décadas «en las esquinas y ciudades» de todo el país adquiriendo en el cupón de la ONCE, «porque se va a seguir estando ahí con el fin de superar la tarea encomendada desde que se fundó». Sobre los retos de futuro, desde el punto de vista legislativo se refirió a la Ley de Perros de Asistencia. «Beneficiará sobe todo a las personas con ceguera pero también a otras con discapacidades», añadió.

Igualmente, Pérez aludió a la capacidad de seguir creando empleo de la ONCE, para lo que solicitó que es clave que se acompañé a la entidad social en el camino de la sensibilización constante desde las administraciones públicas y entes enpresariales. Así recordó que la venta del cupón supone un 99 por ciento del ingreso para generar actividades relacionadas con el empleo.

Por ello pidió que de cara al futuro exista una regulación del juego reponsable. «Se corre el riesgo de que esta actividad pueda desaparecer si no estamos atentos y existe una buena regulación y una protección del ciudadanos, ya que si no existe la posibilidad de desarrollar un juego responsable seró muy complicado seguir adelante», concluyó.