Los procuradores elegidos en mayo tomarán posesión de su escaño en las Cortes el 21 de junio

Juan Vicente Herrera sale del hemiciclo el pasado 25 de febrero, tras el pleno institucional del aniversario del Estatuto de Autonomía./A. Mingueza
Juan Vicente Herrera sale del hemiciclo el pasado 25 de febrero, tras el pleno institucional del aniversario del Estatuto de Autonomía. / A. Mingueza

El Boletín Oficial de Castilla y León publica el decreto de disolución del parlamento autonómico actual, convoca las elecciones y pone fecha a la constitución de las nuevas Cortes

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANO

Los procuradores que elijan los ciudadanos de Castilla y León el 26 de mayo tomarán posesión de su escaño en las Cortes el 21 de junio, a las 11:00 horas. Así lo estipula el decreto firmado ayer, 1 de abril, por Juan Vicente Herrera que pone fin a la actual legislatura, disolviendo las Cámara autonómica y convocando elecciones.

El decreto, publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León, refleja que las fechas elegidas para la disolución de las Cortes y la convocatoria electoral ha sido escogidas «con el fin de que coincidan las elecciones» autonómicas y locales.

El documento refleja el recorte de escaños que sufrirán las futuras Cortes. Las que terminan contaban con 84 procuradores y tomarán posesión en junio 81. Pierden un parlamentario Salamanca, León y Segovia al haber bajado de tramo de población por el descenso de habitantes.

La provincia leonesa presenta el caso más sangrante al ser el segundo escaño que pierde en los últimos años (a principios de siglo contaba con 15, como Valladolid, y en junio serán 13) y ver cómo se evaporó un diputado entre las elecciones de diciembre de 2015 y junio de 2016, también por el efecto de padrón,

El reparto provincial de escaños quedará a partir de mayo de la siguiente forma: Ávila, 7; Burgos,11; León 13; Palencia, 7; Salamanca, 10; Segovia, 6; Soria, 5; Valladolid, 15; y Zamora; 7.

La campaña electoral oficial comenzará a las cero horas del 10 de mayo y finalizará en la medianoche del viernes 24.

Cualquier decisión política que deban tomar las Cortes a partir de este momento dependerá de la Diputación Permanente, integrada por 17 procuradores, de la Cámara al no poderse celebrar plenos.