El PSOE da una semana al Ayuntamiento de Sotosalbos para que anule el empadronamiento de Maroto

Elección de senadores en representación de Castilla y León. Javier Maroto, Teresa López y Francisco Díaz./Alberto Mingueza
Elección de senadores en representación de Castilla y León. Javier Maroto, Teresa López y Francisco Díaz. / Alberto Mingueza

Barcones anuncia que solicitarán su baja por la vía administrativa si el Consistorio no actúa y advierte de que el político vasco trata de «burlar» la ley de la Comunidad

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El PSOE de Castilla y León da una semana al Ayuntamiento de Sotosalbos (Segovia) para que tramite la anulación del empadronamiento del exalcalde de Vitoria, vicesecretario de Organización del PP y senador por la Comunidad, Javier Maroto, a través de una «baja de oficio» por «inscripción indebida», como prevé la legislación.

En declaraciones a Ical, la vicesecretaria autonómica del PSOE, Virginia Barcones, sentenció que es «público y notorio» que Maroto no reside en la localidad segoviana de Soltosalbos y aseguró que su empadronamiento hace unos días trata de «burlar» y «eludir» la norma de Castilla y León que exige ser ciudadano de la Comunidad para ser elegido senador por designación autonómica.

Noticias relacionadas

Asimismo, Virginia Barcones recalcó que el empadronamiento está regulado en un decreto que establece que todos los españoles deben estar registrados como vecinos en un lugar, que será en el que residan más días del año. A su juicio, está «claro» que Maroto no vive en Sotosalbos y, por lo tanto, no es vecino de esta población de Segovia, con 113 habitantes, en la que sin embargo está empadronado.

Por ello, anunció que el PSOE de Castilla y León le da una semana al Consistorio de Sotosalbos para que aplique la normativa que prevé la posibilidad de que se tramite la baja como empadronado, si se conoce que una persona no reside en el municipio, algo «público y notorio» en el caso de Marato. Además, avanzó que si el Ayuntamiento no adopta ninguna decisión actuarán por la vía de «procedimiento administrativo», de forma que será el PSOE quien solicite la anulación del empadronamiento.

En ese sentido, Barcones recalcó que la normativa indica que ante la sospecha de un empadronamiento fraudulento se puede pedir más documentación que acredite la residencia en la localidad, como el título de propiedad de una vivienda, un contrato de arrendamiento o una declaración que autorice a la persona a vivir en un determinado domicilio.

Por ello, la dirigente socialista advirtió de que podrían derivarse responsabilidades de diferente tipo en el caso de que el Ayuntamiento mantenga este empadronamiento, que recalcó corresponde a una persona que ha reconocido que a partir de ahora, tras ser elegido senador por la Comunidad, visitará de forma más habitual la Comunidad, de la que sin embargo es vecino.

Igualmente, la también viceportavoz del Grupo Socialista en las Cortes señaló que con esta medida tratan de defender la «dignidad» de las instituciones de Castilla y León y su normativa. Recalcó que todos los ciudadanos son igual y que todos deben cumplir la ley, también el PP y Javier Maroto, desde ayer senador por designación autonómica, junto a los socialistas Teresa López y Fran Díaz.

Barcones advirtió de que la anulación del empadronamiento convertiría a Javier Maroto en inelegible, y por tanto, no podría ejercer como senador por designación autonómica en la Cámara Alta, donde su formación pretende hacerlo portavoz.

Finalmente, Virginia Barcones argumentó que se envía un mensaje «horrible» a los ciudadanos con la actuación del PP, puesto recordó que para ser beneficiario de la prestación de la Renta Garantizada de Ciudadanía se exige el empadronamiento durante un año. Además, recordó que Maroto defendió intereses contrarios a la Comunidad, como la anexión de Treviño a Álava, la fiscalidad especial para el País Vasco o su rechazo al puerto seco de Pancorbo (Burgos).