Sanidad gasta casi diez millones al día en 2017 y abona facturas pendientes por unos 300 millones

Sanidad gasta casi diez millones al día en 2017 y abona facturas pendientes por unos 300 millones

El consejero defiende una ejecución «muy eficiente» y «rigurosa» que le permitió alcanzar la «mayor parte de los objetivos planteados»

El Norte
EL NORTEValladolid

La Junta de Castilla y León dedicó casi diez millones de euros al día para mantener la actividad sanitaria durante 2017 y abonó facturas pendientes que se mantenían en los cajones por unos 300 millones. En total, el gasto real se situó en los 3.680 millones, de un presupuesto definitivo de 4.032 millones, según explicó hoy en las Cortes el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

En ese sentido, defendió durante su comparecencia, a petición del Grupo Ciudadanos, una ejecución «muy eficiente» y «rigurosa» que le permitió a su departamento alcanzar la «mayor parte de los objetivos planteados» para 2017, cuando el parlamento aprobó unas cuentas para Sanidad de 3.477 millones, si bien se elevó en 555,3 millones, un 16%, de los que la mayor parte se dedicó a facturas pendientes, por lo que cerró el año con un volumen a la espera de pago «en mínimos históricos» que cifró por debajo de los 30 millones.

Sáez Aguado detalló que la ejecución presupuestaria ascendió a 4.009 millones, un 99,4% del presupuesto definitivo y un 115,3%, del inicial. En materia de personal, se situó en el 99,9%; en gastos corrientes en bienes y servicios, en el 99,3%; en transferencias corientes, en el 99,9%, y en inversiones reales, en el 88,2%. Además, destacó que la Comunidad superó la media de las comunidades, con un 99,4%, según el Ministerio de Hacienda y Función Pública, respecto a un 94,1%.

El consejero subrayó que el gasto real devengado alcanzó el pasado año los 3.680 millones, lo que en su opinión indica que la Junta realizó «el mayor gasto sanitario por habitante» hasta la fecha en Castilla y León, con 1.562 millones por tarjeta sanitaria. Además, el gasto real para mantenimiento corriente de los centros y dispositivos alcanzó los 3.590,4 millones, de los que 1.825,7 millones fueron para presonal, el 49,7%; el corriente en bienes y servicios se situó en 1.104 millones, con un 34% para farmacia hospitalaria; las transferencias corrientes, en 656,6 millones, la mayoría para medicamentos, y casi 88 millones para inversiones, con un aumento del 25,6%.

Igualmente, Sáez Aguado informó que en materia de salud pública se gastaron 68,2 millones; en asistencia sanitaria, 3.552 millones- 1.190 en Atención Primari, 2.246, en Hospitalaria;, 64 millones en formación de redicentes y 52, en emergencias sanitarias- y 4,8 millones en investigación y desarrollo. Además, el consejero subrayó que la partida para sustituciones aumentó un 15%, hasta rondar los 90 millones, lo que elevó la ratio de sustitución por absentismo en un nueve%.

Con estos datos, insistió Sáez Aguado, «no es fácil sostener», en su opinión, los discursos de algunos grupos de la oposición que denuncian «recortes». «Todo lo contrario», dijo, puesto que recalcó que el presupuesto inicial creció en 177 millones en relación a 2016 y el gasto realizad fue superior en 203 millones a esas cuentas. Todo ello, insistió el consejero, pone de manifiesto el «compromiso» con la sanidad pública de Castilla y León, que redujo la lista de espera el pasado año hasta los 24.495 pacientes con una demora de 78 días.

Inversiones

La Consejería ejecutó una inversión en obras y equipamientos de 77,3 millones -excluyendo los equipamientos. De ellos, 2,9 millones fueron para Primaria; 41,6% para hospitales; 2,5 para medios técnicos de Primaria y Emergencias, y 30,3 millones para centros hospitalarios. Además, se inició el suministro de equipamiento no informático por casi 20 millones y se gastó cinco millones para la compra de ordenadores.

Sáez Aguado informó de que se encuentran en obras en Primaria el centro de salud de Bembibre, aunque en este año tramitarán un nuevo contrato, al entrar en concurso de acreedores el adjudicatario, y los de Carbonero El Mayor (Segovia) y San Pedro Manrique (Soria), con 1,87 millones. En licitación, dijo, se encuentran los de Burgohondo (Ávila), Salas de los Infantes (Burgos) y García Lorca (Burgos). Además, tiene listo el proyecto para licitar el centro de La Magdalena (Valladolid).

También se están redactando y revisando los proyectos de los centros de Calzada de Valdunciel (Salamanca) y Villalpando y Parada del Molino (Zamora); en fase de licitación la redacción del proyecto están los de Madrigal de las Altas Torres (Ávila) y Sahagún, El Egido y San Andrés del Rabanedo (León). Además, Sáez Aguado indicó que están aprobados los planes funcionales de Aguilar de Campoo (Palencia) y Segovia IV y se están elaborando o revisando los de Ponferrada II (León), El Zurguén (Salamanca) y Soria Norte.

Igualmente, confirmó que la Junta trabaja con el Ayuntamiento de Villaquilambre (León) para la cesión de un solar para la construcción del centro de salud y destacó que se elaboró el plan funcional y se está redactado el proyecto del edificio de Alaejos (Valladolid), Arévalo, Sotillo dela Adrada y Cebreros (Ávila), Venta de Baños (Palencia), Santa Marta de Tormes (Salamanca), Cuéllar (Segovia) y El Burgo de Osma (Soria). Ademas, destacó que se llevaron a cabo actuaciones en casi 30 centros.

En Atención Especializada, destacó que se dedicaron 34,04 millones a las obras del Hospital de Salamanca, casi un 91% de lo previsto, a lo que suma la subvención de 4,8 millones al Ayuntamiento de la ciudad para la construcción de un vial de acceso, mientras que al Clínico de Valladolid se destinaron 1,2 millones al solicitar el adjudicatario la rescisión del contrato, a lo que se suman 849.278 euros en reformas. También se iniciaron las obras en Palencia y se licitaron las del Santa Bárbara de Soria, por lo que se adjudicarán en «fechas próximas».

Además de la conservación, Sáez Aguado subrayó la inversión en equipamiento, con 3,8 millones para el Clínico de Valladolid; 1,52 millones para el Provincial de Zamora o 7,6 millones, para el de Salamanca. Finalmente, destacó que se facilitó la migración hacia servicios de banda ancha de fibra de 95 centros -16 en 2018-; se sustituyó la tencología Wimax en otros 66 -tres más-, se renovaron 260 estaciones de rayos y se compraron 8.000 ordenadores personales y 700 portátiles para consultorios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos