Socialistas y ugetistas recuerdan en el cementerio del Carmen a las víctimas de la Guerra Civil

Manuel Escarda lee el texto de recuerdo a las víctimas de la Guerra Civil. /RODRIGO JIMÉNEZ
Manuel Escarda lee el texto de recuerdo a las víctimas de la Guerra Civil. / RODRIGO JIMÉNEZ

Representantes del PSOE y del sindicato advierten del riesgo de que se modifique la Ley de Memoria Histórica

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

Representantes y militantes del PSOE de Valladolid, de Juventudes Socialistas y del sindicato UGT participaron este domingo, coincidiendo con el 88 aniversario de la proclamación de la II República en 1931, en un acto de homenaje a las víctimas de la Guerra Civil, que se ha celebrado en el cementerio del Carmen, en donde se encuentra una fosa con más de 240 personas fusiladas por su adscripción a formaciones republicanas.

Al acto acudieron en representación del PSOE, Javier Izquierdo, exprocurador en las Cortes, el médico y candidato al Senado, Manuel Escarda, y el secretario regional de UGT, Faustino Temprano, que advirtieron del riesgo de que la ley de Memoria Histórica, «que sigue sin desarrollarse al completo», sea modificada por partidos que se presentan a las próximas elecciones.

Escarda agradeció a la Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica de Valladolid la labor de los trabajos de exhumación de los cadáveres y del análisis de los restos encontrados todos estos años.

Al pie del monumento que el Ayuntamiento de Valladolid ha levantado para recordar a las víctimas de la represión franquista entre los años 1936 y 1939, se leyeron los textos de recuerdo.

Manuel Escarda señaló que «Valladolid no ha cerrado del todo este capítulo dramático de la historia de España, en tanto no se recuperen los restos de muchos ciudadanos que todavía están enterrados en fosas comunes o en las cunetas. No existe la suficiente cultura y memoria entre los más jóvenes al no haberse difundido, no solo los valores republicanos, sino lo ocurrido aquellos años«.

No obtante, Escarda alabó que Castilla y León, con un gobierno del PP, haya tomado medidas al respecto con su propia ley de Memoria Histórica. «Ello es un avance pero todavía estamos en el camino, porque hay cientos de familiares que no saben dónde están los restos de los fusilados después de más 80 años», agregó.

Se depositaron rosas junto al busto de Pablo Iglesias.
Se depositaron rosas junto al busto de Pablo Iglesias. / R. JIMÉNEZ

Por su parte, Faustino Temprano insistió en que «no puede ser que sean las asociaciones civiles las que realicen estos trabajos de recuperación de los cuerpos, sino que ello es una cuestión de Estado que un gobierno democrático debe de ejercer. Para cerrar la época de la Transición, esta labor es ahora más que necesaria«.

Desde la UGT se recordó que son muchos los afiliados a este sindicato en los años 30 que fueron fusilados y que siguen estando en fosas comunes de muchos pueblos.

Las dos organizaciones recordaron que la recuperación de los restos es una «cuestión de humanidad, y así lo ha dicho Naciones Unidas».

Se estima que unos 2.500 vallisoletanos fueron represaliados por el franquismo antes, durante y después de la Guerra Civil. Para ellos, se ha reclamado la construcción de un panteón en el que figuren los nombres de algunos de los identificados.