La CHD tramitó 200 sanciones por pozos ilegales en los últimos cinco años en Valladolid

Pozo descubierto en el término de Vega de Valdetronco. /R. Prada
Pozo descubierto en el término de Vega de Valdetronco. / R. Prada

El Registro de Aguas contabiliza en la provincia 9.589 sondeos, mientras que la sección de Minas autorizó 175 en 2018

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

La Confederación Hidrográfica del Duero abrió entre 2014 y 2018 un total de 200 expedientes por la existencia de pozos ilegales en la provincia de Valladolid que, o bien carecían de autorización para su apertura, o realizaban una extracción de agua sin el consiguiente permiso. En concreto, solo en 2018 fueron 49 las sanciones interpuestas, con una cuantía que habitualmente ronda los 3.000 euros pero que puede llegar a alcanzar los 10.000 euros por denuncia, mientras que en el conjunto de Castilla y León ascendieron a 152 en 2018 y a 503 en el periodo citado de los últimos cinco años.

Ante la «preocupación de los ciudadanos» tras el trágico accidente del pequeño Julen -que la CHD ha constatado mediante un «aluvión de consultas por parte de ayuntamientos y particulares que están detectando pozos»-, el comisario de Aguas, Ignacio Rodríguez, recomendó ayer que quienes tengan pozos o sondeos en sus fincas adopten «las medidas necesarias para que sean inaccesibles, para que nadie se pueda caer por ellos. Si están fuera de uso, que los sellen. Y si están siendo utilizados que hagan lo que tengan que hacer a través de señalización o vallado, porque hay muchos sistemas para evitar que se produzcan este tipo de accidentes».

En el caso de los ayuntamientos, que en los últimos días, incluso, han dictado bandos para localizar y dotar de seguridad las perforaciones (es el caso por ejemplo de Pedrajas de San Esteban), la recomendación, recuerda, es similar: «Lo más importante es adoptar medidas de seguridad, una vez que se han adoptado, que se dirijan a los organismos que adoptamos este tipo de actuaciones, que sería la administración de minas dentro de las comunidades autónomas y dentro del Estado las confederaciones hidrográficas. Y nosotros les diremos si está legalizado o no o si está o no en uso, y en el caso de que no esté legalizado les podremos indicar cómo se regulariza».

Valladolid cuenta en la actualidad con 9.589 aprovechamientos de aguas subterráneas inscritos en el Registro y Catálogo de Aguas Privadas de la CHD, muchos de ellos con una antigüedad de décadas, pues fue entre los años 70 y 80 cuando más perforaciones se hicieron en la provincia vallisoletana. Si bien, según matizan, este organismo no concede las autorizaciones para realizar pozos o sondeos, sino que las otorga para aprovechar el agua y con una serie de obligaciones. Entre ellas, que el concesionario tenga las obras e instalaciones en adecuado estado de conservación y que su uso sea racional.

La ejecución de estas perforaciones depende así de la sección de Minas del área de Economía de la Junta de Castilla y León, que desde el año 2004 tiene contabilizada la autorización de 1.810 sondeos en la provincia de Valladolid. Solo en el año 2018 concedió permiso para 175, aunque en esta cifra no se contemplan las posibles cancelaciones, pues habitualmente solo cuando se detecta la existencia de agua se tramita la autorización para su aprovechamiento ante la CHD.

 

Fotos

Vídeos