UPA-COAG denuncia la «inactividad» del Gobierno central, que lleva «más de dos años en funciones»

El representante de COAG, Domingo Delgado (I), el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, y el representante de Alianza por la unidad del Campo, Gabriel Delgado Lara (D)/Ricardo Ordóñez/ICAL
El representante de COAG, Domingo Delgado (I), el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, y el representante de Alianza por la unidad del Campo, Gabriel Delgado Lara (D) / Ricardo Ordóñez/ICAL

Lorenzo Ramos insiste en que «las administraciones no pueden tener sequía de ideas»

M.L. Martínez /ICAL
M.L. MARTÍNEZ /ICALBurgos

La Alianza UPA-COAG denunció hoy en Burgos la «inactividad» del Gobierno central, que lleva «más de dos años en funciones», según sus máximos responsables nacionales, Lorenzo Ramos y Domingo García, respectivamente, quienes abordaron diferentes aspectos relacionados con las elecciones agrarias del próximo 11 de febrero.

En este sentido, Ramos expuso que la Alianza UPA-COAG defiende un modelo de agricultura familiar y profesional pegada al territorio, así como que las políticas vayan encaminadas a favorecer este modelo frente a otros modelos de agricultura y ganadería «super intensiva que ha generado muchos problemas, sobre todo, en la crisis alimentaria».

El máximo responsable de UPA indicó que se está haciendo el análisis de una «situación muy grave vivida en 2017», en un año -dijo- que estuvo marcado por «la sequía, los bajos precios a la mayor parte de los productos y por la inactividad del Gobierno». «Cuando acudimos tenemos sequía porque no llueve pero las administraciones no pueden tener sequía de ideas», ironizó.

Además, criticó a la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, por considerar «suficiente» lo que «cobran por la PAC». «Si no ha habido cosecha no hay ingresos y ha habido los mismos gastos», enfatizó.

En cuanto al debate abierto para la reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) en Bruselas a partir de 2020, el presidente de UPA exigió «un incremento de su presupuesto» para que éste sea «un presupuesto en condiciones» y que «los fondos de la PAC se repartan con más justicia social». Así, abogó por «una redistribución diferente que favorezca a la agricultura pegada al territorio» y por que «se den ayudas por producir y no por no hacer nada», apostilló. En este contexto, cifró en 15.000 millones los que se perderán con la salida del ‘Brexit’.

Seguros agrarios

Asimismo, reivindicó al Gobierno que los seguros agrarios tengan «suficiente presupuesto para que se puedan cubrir todos los daños de las explotaciones y que cada uno pueda asegurar lo que quiera a unos precios asequibles». Además, lamentó que se esté «criminalizando» el trabajo que realizan los agricultores y ganaderos por parte de «una parte de la sociedad».

De esta forma, Ramos puso encima de la mesa que «lecciones de sostenibilidad no les tiene que dar nadie» y lamentó que se les intente «echar la culpa de que no hay agua porque se riegan las explotaciones pero porque lo hacemos para producir alimentos que luego se ponen a disposición de la sociedad».

Por su parte, el presidente nacional de COAG, Domingo García, resaltó que la Alianza UPA-COAG defiende un «modelo único, que las ayudas de la PAC vayan a los agricultores y ganaderos a título principal» y pidió que se tengan «unos precios justos». «Por un modelo rural vivo, con agricultores y ganaderos en los pueblos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos