La cultura aún no deja atrás la crisis

Imagen de archivo de una taquilla de cine en Madrid./EFE
Imagen de archivo de una taquilla de cine en Madrid. / EFE

Los macrofestivales, el teatro y los videojuegos fueron los motores de la recuperación «testimonial» experimentada en 2017

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

La cultura aún no puede mirar a la crisis por el retrovisor. Pasó lo peor, pero sus cifras aún están muy lejos de las anteriores a la catástrofe que se desató en 2008 y marcó el inicio de una caída en picado. Con «tímidos crecimientos» en casi todos los sectores, la maltrecha industria cultural retorna a la senda del crecimiento, según los datos recogidos en el anuario del SGAE, una de las radiografías más ciertas y confiables del sector. La música en directo, con los macrofestivales como bandera, ha sido el mejor motor para la cultura, junto al teatro, que tira de las artes escénicas, y el videojuego, que sigue al alza. En el cine, la música clásica, el video, la televisión y la radio hay estancamiento, parálisis o retroceso.

«Los incrementos son positivos pero extremadamente moderados, tímidos. Aunque esperanzadores, siguen muy por debajo de las cifras que se registraban en 2008 », reconoció ayer el presidente en funciones de la SGAE, José Miguel Fernández Sastrón, quien expresó un «optimismo moderado». «Las cifras de 2017 presentan una tendencia positiva muy, muy leve. Están dentro del marco registrado desde de 2015, cuando se comenzó a atisbar la recuperación», ratificó Rubén Gutiérrez, director de Investigacion y Desarrollo de la Fundacion SGAE y autor del informe.

El teatro ha sido el motor de las artes escénicas (teatro, circo, lírica y danza), con al recabar el 88,4% de los espectadores y el 87,1% de la recaudación. En total el teatro recaudó 202 millones de euros. Crecieron las representaciones de las artes escénicas en general (0,3%), aumentó el número de personas que asistieron (0,7%) y la recaudación subió (1,2%). Pero en relación con 2008 aún son un 33,6% menos las representaciones, un 30,3% menos la asistencia y un 10,9% menos la caja. Durante 2017 fueron contabilizadas 49.734 funciones en 4.570 escenarios y se vendieron 13.623.542 entradas. «Este año y por primera vez el número de representaciones supera el momento de frenada», dijo Rubén Gutiérrez. La danza, por contra, recaudó 8,39 millones de euros en 2017, un 2,1 % más que a 2016.

Los macrofestivales sostienen el mercado de la música popular, que experimentó una subida del 59, 6% de la recaudación. «Resulta evidente que son un motor muy importante, los que sostienen el mercado de la música popular, tanto por su cifra de asistencia como por su proliferación. Hay que cuidarlos y evitar burbujas», propuso Gutiérrez. El responsable del informe destacó que la recaudación de estos certámenes aumentó un 10,51%, 328,889 millones de euros frente a los 297,619 de 2016.

Con todo, en el sector de la música en vivo en general hubo una caída del 0,4% en el número de conciertos celebrados, pero aumentó el número de espectadores un 4,9% y la recaudación creció un 10,5% -incluidos macrofestivales-. Sin embargo, en relación con 2008 el descenso de los conciertos es del 36,6% y del 24,4% en el número de espectadores -incluido macrofestivales-.

Respecto a la música grabada, el mercado de soporte físico concentra una subida del 24,8%, rompiendo la tendencia descendente, mientras que el mercado digital acumula un incremento del 14,1%. Sumados ambos, la música grabada en España consiguió durante 2017 un incremento del 17,5% respecto a 2016, con una recaudación de 231,716 millones de euros. A pesar del cambio en el mercado físico, el digital sigue acumulando el 65,8% del total de las ventas, dejando para el físico el 34,2%.

En caída libre

El informe de la SGAE destaca que las pérdidas acumuladas en la música grabada durante la crisis fueron del 15,3%, por lo que el mercado físico sigue en caída libre, con pérdidas acumuladas del 67,3% en relación con los registros de 2008.

En la música clásica los conciertos aumentaron un 3% y también creció el número de espectadores un 6,2%. La recaudación creció un 8,4% hasta llegar a 42,91 millones de euros. Sin embargo, todavía está lejos de los máximos de 2007, con un descenso acumulado del 13,7% en los conciertos, un 10% de la asistencia y el 5,3% de recaudación.

El cine refleja leves caídas en relación con 2017 en todos sus indicadores. Pierde el 1,5% de las sesiones, el 2,22% de los espectadores y el 2,31% de la recaudación, que fue de 593 millones de euros frente a los 607 millones de 2016. Esto supone un freno a la recuperación iniciada en 2014. En relación con 2008, pierde el 21,9% en número de sesiones, el 7,2% de los espectadores y el 4,9% de la recaudación. A ello se suman la subida del IVA del 4 al 21% que redujo los beneficios -ya que la rebaja al 10% se llevó a cabo a principios de este año- y los cambios en el hábito de consumo a causa de las plataformas digitales.

El videojuego genera un crecimiento sostenido y cifrado en el 13,2% en relación con 2106, lo que a juicio de Gutiérrez denota «una salud realmente buena del sector». La subida se refleja en un crecimiento por venta de consolas, videojuegos, periféricos y accesorios.

Con unas pérdidas del 36% con relación a 2017, el vídeo es de los sectores más afectados por la crisis, por factores como el cambio de los paradigmas de consumo. El alquiler ha desaparecido y la venta en formato físico sigue a la baja. El 98% de la recaudación del mercado corresponde a la venta y el 2% al alquiler. En todo caso, el negocio ha descendido un 81,6% desde 2014, aunque esta caída se remonta a 2004. «Es un mercado residual abocado a un existencia testimonial», apunta Gutiérrez.

Por quinto año consecutivo, la media de consumo desciende en televisión en cinco minutos para quedarse en 225 minutos diarios por persona, lo que supone una caída de un 2,17%. Por contra, crecen los ingresos publicitarios un 1% -menos que en años anteriores ya que, según Gutiérrez, «sigue siendo un mercado atractivo para los anunciantes»-, pero comparado con 2008 el retroceso se cifra en el 30,5%

En la radio el descenso leve en la escucha hace caer hasta los 103 minutos por persona y día la media, un minuto menos que el año anterior. Pero crecen también sus ingresos publicitaros, un 1,7% en relación con 2106. Aunque la bajada acumulada desde 2008 es del 27,4%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos