Cine

Este es el gemelo de Charles Bronson

Robert Bronzi, el actor que se parece al mítico Charles Bronson, ayer en Madrid. /José Ramón Ladra
Robert Bronzi, el actor que se parece al mítico Charles Bronson, ayer en Madrid. / José Ramón Ladra

Robert Bronzi, actor húngaro de 63 años y estrella invitada al CutreCon, se forjó como actor en España. Su parecido con el mítico intérprete es asombroso

JOSÉ ANTONIO GUERREROMadrid

En esas convenciones de dobles que montan en ciudades tipo Las Vegas, Robert Bronzi es siempre el que más llama la atención por su asombroso parecido a Charles Bronson. En un 'selfie' con George W. Bush, el que te perdona la vida con una mirada temeraria es él. Ayer mismo, mientras se tomaban las fotos para este reportaje en la Gran Vía de Madrid, donde se encuentra como estrella invitada al CutreCon, la gente volvía la cabeza para asegurarse de que el tipo del sombrero no era el fantasma del justiciero más duro del viejo Hollywood, fallecido hace ya 16 años. Se nota que Bronzi, ojos verdes pequeños, piel curtida, pelliza 'estilo Marlboro', vaqueros ceñidos y botines negros de rockero, disfruta con ello. «Sí, dicen las malas lenguas que me parezco a ese señor», sonríe mientras se mesa su icónico bigote. ¿Parecerse? ¡Es clavado! Tanto que una vez subió una foto suya a una web de citas y una usuaria le recriminó que utilizara la imagen de Bronson para ligar. «Me llamó sinvergüenza», recuerda molesto.

El 'gemelo' de Charles Bronson, ayer en un cine de Madrid.
El 'gemelo' de Charles Bronson, ayer en un cine de Madrid. / José Ramón Ladra

Ahora saborea las mieles de la fama, pero a este amable actor húngaro de 63 años, abuelo de cinco nietos y al que le gusta cultivar flores, buscar setas y tocar el acordeón, el éxito le ha sonreído tarde. Bronzi (que es su nombre artístico, pero en realidad se apellida Kovacs) ha cuidado ganado, ha trabajado de carpintero y ha dado clases de equitación (es jinete profesional) antes de llegar a la interpretación, su verdadera vocación.

En el 'Mini Hollywood' de Almería

Su carrera como actor comenzó como sheriff del Far West de Port Aventura en 2004, pero con la crisis el parque prescindió de muchos artistas, él entre ellos. Sin empleo, pero con las ganas «de demostrar mi talento» probó suerte en Fort Bravo Texas Hollywood de Tabernas, donde sus habilidades con los caballos y ese rostro de piedra encajaban como un guante en la temática western del lugar. Un día apareció por allí René Pérez, un cineasta californiano que buscaba localizaciones para una peli de vaqueros. Cuando le vio se tuvo que frotar los ojos. Estaba ante la mirada impenetrable del expresidiario de 'Hasta que llegó su hora' y el rictus rudo y poderoso de 'El justiciero'. Se lo llevó a California a hacer cintas de serie B como 'From Hell to the Wild West' o 'Death Kiss', a las que han seguido 'Escape from death block 13' y 'Cry Havoc', lo que convierte a Bronzi en el único actor húngaro que ha protagonizado cuatro filmes en Estados Unidos, de lo que se siente «orgulloso». Lamenta, eso sí, que su país, donde sin ser una celebridad es muy conocido, «nunca le haya ayudado». Al menos goza de otros privilegios gracias a su rostro. El miércoles voló de Budapest a Madrid en primera clase. «Tenía billete de turista, pero una azafata me reconoció y me dio un asiento de lujo».

Bronzi, en la Gran Vía de Madrid.
Bronzi, en la Gran Vía de Madrid. / José Ramón Ladra

El 'hermano gemelo' de Bronson luce un cuerpo musculado. Se nota que lo cuida. Cuenta que ahora se ha metido a fondo con el boxeo para perfeccionar sus golpes en la pantalla, y que dedica de cinco a siete horas al día a mejorar su inglés, que es tan bueno como su español, pero quiere depurar el acento. Vive en Eger, al norte de Hungría, donde se acaba de comprar una casita junto a su novia. «Hasta ahora no tenía el dinero. Mi carrera ha empezado hace dos años, pero he estado esperando 22, intentando buscar un sitio donde demostrar mi talento. Ha llegado mi hora», susurra metido en el papel del impenetrable 'Armónica' de la película de Sergio Leone. Luego se levanta, atraviesa al periodista con la mirada y entrega con la humildad de un becario una tarjeta de visita en la que se puede leer Robert Bronzi. Pistolero.

 

Fotos

Vídeos